Atrás

13/10/2017.- Protección Civil se suma a la Campaña Hogares seguros frente a las catástrofes en el Día Internacional para la Reducción de Desastres de Naciones Unidas

Protección Civil se suma a la Campaña "Hogares seguros frente a las catástrofes" en el Día Internacional para la Reducción de Desastres de Naciones Unidas

  • El Sistema Nacional de Protección Civil dispone de herramientas normativas que promueven la seguridad de los hogares frente a las catástrofes y participa activamente en las actividades que fomentan la prevención, la formación y la concienciación
  • El 13 de octubre fue elegido por Naciones Unidas para promover una cultura mundial que contribuya a establecer comunidades y naciones más resilientes ante los desastres
  • Organizaciones y ciudadanos pueden compartir por Facebook y Twitter su apoyo a la campaña a través de la plataforma 'Twitter Thunderclap' con el hashtag #IDDR2017
Madrid, 13 octubre 2017

Hoy se celebra el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, que este año lleva como lema “HOME SAFE HOME” / HOGARES SEGUROS FRENTE A LAS CATASTROFES”, para tratar de concienciar sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas que protejan los hogares, especialmente los de las familias y comunidades más expuestas a las catástrofes. Según el Centro de Control de los Desplazados Internos (IDMC), el año pasado 24,2 millones de personas se vieron desplazadas por los desastres.

El enfoque particular de este año implica que un hogar seguro se convierte en el escudo que protege a familias y comunidades de los desplazamientos forzosos, la pobreza y las enfermedades, sirviendo en particular de protección a las personas más débiles: mujeres, niños, discapacitados y ancianos.

Esta idea recoge la segunda de las siete metas marcadas en el Marco de Sendai 2015-2030, que busca reducir de manera significativa el número de personas afectadas a nivel mundial.

Durante este día, los diversos actores intervinientes, tanto a nivel internacional como nacional, tratarán de poner de manifiesto el apoyo ofrecido a la implementación del Marco de Sendai para reducir el riesgo de exposición a catástrofes, evitando así los desplazamientos forzosos derivados de la pérdida del hogar familiar tras una catástrofe; sensibilizando sobre las circunstancias de género, reforzando el empoderamiento y liderazgo de la mujer en este ámbito, así como mejorando la salud y las condiciones económicas de las familias en situación de riesgo.

Naciones Unidas ha lanzado a través de la plataforma 'Twitter Thunderclap' una iniciativa para que organizaciones y ciudadanos que quieran mostrar su apoyo a este Día Internacional para la Reducción de Desastres puedan compartir con sus seguidores de Facebook y Twitter el lema elegido para este año, acompañado de una imagen acorde a la iniciativa.

Hogares seguros frente a catástrofes: Un hogar seguro protege a familias de desplazamientos forzosos, pobreza y enfermedades #IDDR2017

 

Incendios forestales e inundaciones, riesgos más habituales en España

 

España no es un país expuesto a riesgos naturales de consecuencias tan dramáticas como las que estamos acostumbrados a ver en otras zonas del planeta. A esto se une el hecho de que el alto desarrollo económico y social de nuestro país nos permite estar a la vanguardia en la prevención y gestión de este tipo de emergencias. Sin duda, estos condicionantes juegan a nuestro favor, pero eso no quiere decir que estemos libres de esos riesgos.

 No podemos olvidar que cada año tenemos que enfrentarnos a situaciones que pueden amenazar la seguridad de nuestros hogares, como las derivadas de los incendios forestales y las inundaciones. También hay que recordar que existen otros riesgos que han causado históricamente, aunque de manera mucho más esporádica, graves daños en nuestro país, como las sequías, los terremotos o los daños producidos por accidentes tecnológicos.

 En este sentido, es importante subrayar la continua mejora de nuestra legislación para adaptarnos a las cada vez más exigentes normas internacionales en materia de prevención. Nuestro Sistema Nacional de Protección Civil ha incorporado ya en gran medida esas iniciativas y trabaja en actualizar otras que contribuyan a reducir las consecuencias de los desastres.

 En los últimos años se ha avanzado mucho en la implantación de planes de protección civil que establecen protocolos claros para la prevención de los riesgos más habituales en nuestro país como las inundaciones o los incendios forestales. Así, por ejemplo, se ha fomentado la implantación de planes de emergencia de presa para evitar que estas infraestructuras puedan causar daños sobre la población, o se han divulgado guías para reducir la vulnerabilidad de los edificios frente a las inundaciones, trasladando a los servicios técnicos correspondientes los requisitos para evitar nuevas construcciones en zonas inundables.

 Por lo que se refiere a los incendios forestales, la actuación se ha encaminado tanto hacia la adopción de medidas preventivas como a la realización de una gestión de extinción de incendios eficaz. Además de fomentar la concienciación ciudadana para evitar la aparición de los incendios, se está acelerando el desarrollo de planes de autoprotección en las zonas de interfaz urbano-forestal, donde el riesgo para la población es más alto.  

 Otro de los riesgos que puede causar mayor daño a los hogares es el sísmico. España dispone, desde 2002, de una norma de construcción sismo-resistente que establece las condiciones técnicas de las edificaciones ante terremotos. Por otro lado, para hacer frente al riesgo de maremotos, de ocurrencia poco frecuente en España, el Sistema Nacional de Protección Civil cuenta ya con la Directriz Básica de Riesgo de Maremotos y ha definido el mapa de vulnerabilidad de las costas españolas, paso previo a la puesta en marcha del Plan Estatal ante este riesgo.

La prevención es el principio básico que guía cualquiera de estas iniciativas. Teniendo en cuenta esta idea, desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias se fomenta la concienciación de los ciudadanos sobre las medidas de autoprotección para que ellos mismos asuman también la responsabilidad de su seguridad ante estos riesgos. Son numerosas las actividades que se desarrollan para divulgar estos conceptos y, en especial, las que se dedican a formar a los más pequeños con el objetivo de conseguir ciudadanos plenamente concienciados.

 En este contexto, se enmarcan las semanas escolares dedicadas a la autoprotección o a la prevención de incendios, así como el abundante material educativo puesto a disposición de los centros escolares para aprender a reaccionar ante los diferentes riesgos. Igualmente, se han dirigido otras actividades preventivas a otros colectivos vulnerables en el hogar, como las personas mayores, a través de la implantación de detectores de humo, entre otras acciones.

 Por último, es importante recordar que España contribuye también de manera activa en el ámbito internacional a la reducción de desastres. Nuestro país participa en los distintos foros internacionales que promueven estas políticas y colabora con los países más afectados por ellos, especialmente con los del área iberoamericana, a través del intercambio de experiencias, la formación y, en casos puntuales, el apoyo material ante catástrofes, como ha ocurrido recientemente en los casos de Chile y México.

 

'Sendai-Siete': siete metas para la reducción de desastres

 

La Asamblea General de Naciones Unidas eligió hace ya más de 25 años el 13 de octubre para celebrar el Día Internacional para la Reducción de Desastres con el objetivo de fomentar una cultura global que contribuya a establecer comunidades y naciones más resilientes ante los desastres.

 En 2016, la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, (UNISDR), lanzó la campaña 'Sendai-Siete' para promover cada una de las siete metas incluidas en el Marco de Sendai adoptado en Japón en marzo de 2015. El lema elegido ese año fue 'Vivir para contarlo', que desarrollaba la primera de ellas: la reducción global de la mortalidad producida por desastres. 

Este año 2017 se ha escogido el lema 'Hogares seguros frente a las catástrofes' para llevar adelante la segunda: una reducción significativa del número de personas afectadas por estos fenómenos a nivel mundial.

 La Campaña 'Sendai-Siete' representa una oportunidad para que todos los estamentos involucrados, incluidos los gobiernos nacionales y locales, los grupos comunitarios, las organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, las organizaciones internacionales y los organismos de la ONU promuevan las mejores prácticas con el fin de reducir el riesgo de desastres y las pérdidas que éstos ocasionan. 


Contacto

Calle Quintiliano, 21
28002 Madrid (España)

Tlfn: +34 91 537 31 00
Fax : +34 91 562 89 41

email: prensa@procivil.mir.es