En caso de accidente nuclear o de emergencia radiológica puede ser necesario adoptar unas medidas de protección y prevención para evitar o reducir la exposición de las personas a la radiación.

Existen diferentes vías de exposición dependiendo de la naturaleza del accidente. En unos, la radiación puede recibirse por exposición directa a una fuente de radiación externa, sin que entre en contacto con el organismo y, en otros, la exposición puede producirse si la persona incorpora la sustancia radiactiva al interior de su organismo, por inhalación o por ingestión (contaminación interna), o si las sustancias radiactivas se depositan en el exterior del organismo (contaminación externa).

Los planes de riesgo radiológico prevén la puesta en práctica de determinadas medias de protección en aquellas emergencias nucleares en las que pudiera producirse o se produjese una emisión de sustancias radiactivas a la atmósfera. Estas medidas dependerán de las vías de exposición a la radiación.

Las autoridades públicas competentes tendrán que decidir, en cada caso, cuáles son las medidas de protección más adecuadas a tomar para proteger a la población de la exposición a la radiación.

A continuación se relacionan algunas de las medidas de protección más importantes:

 

Confinamiento

Consiste en la permanencia de la población en sus domicilios o en otros edificios, próximos a los lugares en donde se encuentre en el momento de ordenarse la adopción de la medida, con las ventanas y puertas cerradas y con los aparatos de climatización apagados.

Su finalidad es evitar  la exposición externa a la nube radiactiva y al material depositado en el suelo y la contaminación, tanto interna por inhalación de partículas radiactivas como externa.

 

Profilaxis Radiológica

Consiste en la ingestión de yoduro potásico, para reducir la absorción de yodo radiactivo por la glándula tiroides,  que hubiera podido ser inhalado o ingerido.

La ingestión de yoduro potásico debe realizarse siempre siguiendo las instrucciones de las autoridades sanitarias.

Su finalidad es reducir el riesgo de aparición de cáncer de tiroides pues protege la glándula impidiendo o reduciendo la absorción de yodo radiactivo.

 

Control de Accesos

Consiste en la restricción parcial o total del acceso a la zona afectada por una emergencia nuclear o radiológica. 

Su finalidad es evitar la exposición de las personas inicialmente no afectadas por el accidente y controlar dosimétricamente al personal que intervenga en la emergencia y deba entrar o salir de las zonas afectadas. Al mismo tiempo, facilita la puesta en práctica de otras medidas de protección.

 

Evacuación

Consiste en el traslado de la población que pudiera resultar afectada por el paso de la nube radiactiva fuera de ese lugar, durante un corto periodo de tiempo, a lugares específicos, previstos en los planes de riesgo radiológico.

Su finalidad es evitar la exposición a dosis elevadas provenientes de una nube radiactiva por exposición externa debido a las partículas radiactivas depositadas en el suelo y la contaminación interna por inhalación.

 

Alojamiento provisional o permanente

Consiste en la puesta a disposición de un lugar para vivir, temporal o definitivamente, a las personas que han sido evacuadas y que no pueden regresar a sus casas.

Su finalidad de evitar la exposición externa procedente de las partículas radiactivas depositadas en el suelo y la contaminación externa e interna causada por las resuspensión de las partículas radiactivas del suelo.

 

Descontaminación de personas

Consiste en la aplicación de los procedimientos de descontaminación adecuados, en caso de que con el uso de instrumentación apropiada se detectase la presencia de contaminación en la población evacuada.

Su finalidad es, en caso de verificarse la existencia de contaminación, eliminar la contaminación externa y detectar la posible contaminación interna.

 

Control de Alimentos y Agua

Es un conjunto de actuaciones que tienen como finalidad evitar la contaminación interna de la población que podría producirse por ingestión de agua y alimentos contaminados.

 

Autoprotección ciudadana y autoprotección del personal de intervención

Consiste en un conjunto de actuaciones y medidas a llevar a cabo por uno mismo, con el fin de evitar o disminuir en lo posible la contaminación externa e interna.

 

Recuerde

Conocer algunas pautas de autoprotección y prevención le ayudará a reflexionar para tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás. 
La serenidad de su comportamiento favorecerá la tranquilidad de las personas que estén a su alrededor.