¿Qué tipos de planes de protección civil ante el riesgo radiológico existen?

Según la  Ley 17/2015, del Sistema Nacional de Protección civil, los planes de protección civil ante el  riesgo radiológico tiene la consideración  de planes especiales.

En función de su ámbito territorial de aplicación pueden ser: estatal, autonómicos y municipales que se integrarán en el respectivo plan autonómico.

El plan estatal de protección civil ante riesgo radiológico, aprobado por el Real Decreto 1054/2015, de 20 de noviembre, establece la organización y los procedimientos de actuación de los recursos de la Administración General del Estado que sean necesarios  para responder de una manera eficaz a las situaciones de emergencia radiológica en las que esté presente el interés nacional o los mecanismos de apoyo a las comunidades autónomas afectadas.


¿Qué es el riesgo radiológico?

Existe un importante número de instalaciones o actividades, distintas a las centrales nucleares, en las que se manejan, procesan o almacenan sustancias radiactivas, en las que pudieran producirse accidentes que comportaran un riesgo tanto para el personal que trabaja en la instalación como para la población del entorno y el medio ambiente.

Si bien el riesgo individual de estas instalaciones reguladas es comparativamente muy inferior al de una central nuclear en operación, al ser muy numerosas el riesgo total puede ser significativo.

Además hay otras actividades o instalaciones no reguladas, como las acerías, en las que no se utilizan materiales radiactivos, pero pudieran aparecer de forma inesperada fuentes radiactivas. La fusión inadvertida de fuentes también puede entrañar un riesgo sobre la población y el medio ambiente.


¿Qué es la planificación para una emergencia radiológica?

La planificación de protección civil ante  una posible emergencia radiológica tiene como objetivo poder poner  en práctica, con eficacia y lo antes posible, las medidas de protección a la población y otras actuaciones de emergencia en caso de accidente en todo tipo de instalaciones y actividades que puedan generar riesgo radiológico.