Clasificación de Presas

En el capítulo 3.5, "Planificación de emergencias ante el riesgo de rotura o avería grave de presas", de la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones, se desarrollan, en primer lugar, los criterios para la clasificación de las presas y los procedimientos de tramitación de la propuesta de clasificación por parte del titular.

El elemento esencial, para establecer la clasificación de las presas, es el relativo a la población y a las vidas humanas con riesgo potencial de afección por la hipotética rotura de la presa. Según ésto, las presas se clasifican en tres categorías:

  • Categoría A: Corresponde a las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede afectar gravemente a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes.
  • Categoría B: Corresponde a las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños materiales y medioambientales importantes o afectar a un reducido número de viviendas.
  • Categoría C: Corresponde a las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede producir daños materiales de moderada importancia y sólo incidentalmente pérdida de vidas humanas. En todo caso, a esta categoría pertenecerán todas las presas no incluidas en las categorías A o B.

Existe una Guía de clasificación de presas en función del riesgo potencial, editada por el Ministerio de Medio Ambiente en 1997, que está siendo utilizada por todo los titulares de presas y balsas de altura superior a 5 m o de capacidad de embalse mayor a 100.000 m3.

La fuente de los datos sobre clasificación de presas es la Dirección General del Agua.


Relación de Presas clasificadas.pdf

Actualización enero 2012.