¿Qué es la industria nuclear?

La industria nuclear se dedica a la producción de energía eléctrica en centrales nucleares.

En España existen, en la actualidad, siete reactores nucleares en funcionamiento, ubicados en cinco emplazamientos:

Almaraz I y II, en la provincia de Cáceres, Trillo, en la provincia de Guadalajara, Vandellós II, Ascó I y Ascó II, en la provincia de Tarragona y Cofrentes, en la provincia de Valencia.

Por otra parte, existe un reactor nuclear en fase de cese de explotación en Santa María de Garoña en la provincia de Burgos y dos en fase de desmantelamiento y clausura, que son el de José Cabrera en la provincia de Guadalajara y el de Vandellós I en la provincia de Tarragona.


¿Qué es el Riesgo Nuclear?

Aunque existe una estricta normativa legal para garantizar la seguridad del funcionamiento de las centrales nucleares, la posibilidad de que ocurra un accidente que, en el caso más desfavorable, pueda dar lugar a la liberación de sustancias radiactivas al exterior, no puede descartarse de forma absoluta. Entonces, el riesgo para la población derivaría de la posible exposición a la radiación proveniente de esas sustancias radiactivas, bien por acción directa, por su inhalación o por la ingestión de alimentos o agua contaminados, lo que podría llegar a afectar la salud de las personas.


¿Qué hay que hacer en caso de emergencia nuclear?

Ante una emergencia nuclear, es muy importante atender las indicaciones del director del plan y autoridades responsables que irán señalando qué hacer y por qué  dependiendo de la evolución de la situación.

Para ello, es fundamental escuchar atentamente la información específica de la emergencia transmitida por las emisoras de radio. En un radio de 10 Km de la central nuclear, también existe megafonía para dar avisos de las medidas a tomar a la población residente.

Como medida de protección primaria, es conveniente permanecer confinado en el propio domicilio o en un lugar cerrado, para evitar la contaminación interna por inhalación, la contaminación externa y la exposición externa a la radiación durante la fase de emergencia.

En esta situación hay que cerrar puertas y ventanas o cualquier otro hueco al exterior. Cubrir con paños húmedos las posibles rendijas y desconectar ventiladores y aparatos climatización para evitar que entre radiación en el interior.

Permaneciendo confinado se facilita la toma de yoduro potásico cuando las autoridades sanitarias lo indiquen.

Las autoridades pueden indicar la evacuación como otra medida de protección, paralelamente al confinamiento y a la toma del yoduro potásico.

La evacuación ha de hacerse de forma ordenada con medios que dispondrá la administración pública o también con medios propios.

Si las autoridades indican la evacuación, es fundamental que se cojan los documentos, medicamentos y otras pertenencias indispensables, asegurándose de cerrar el agua, gas y otros suministros.

Recuerde

Conocer algunas pautas de autoprotección y prevención le ayudará a reflexionar para tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás.

La serenidad de su comportamiento favorecerá la tranquilidad de las personas que estén a su alrededor.


¿Qué es la planificación para una emergencia nuclear?

La planificación de protección civil ante una posible emergencia nuclear tiene como objetivo poder llevar a cabo, con eficacia y lo antes posible, las medidas de protección a la población y otras actuaciones de emergencia en caso de accidente en una central nuclear. De esta forma, se pretende evitar o reducir los riesgos que, en tales casos, pudieran afectar a la salud de la población que vive en el entorno de estas instalaciones.