La palabra "tsunamis" pertenece al idioma japonés y significa "grandes olas en los puertos", señala el fenómeno de las grandes olas que normalmente se propagan por el océano, producido por fenómenos sísmicos. En España, se utiliza la palabra procedente del latín "maremoto", aunque durante un tiempo estuvo algo en desuso vuelve a estar en el vocabulario científico.

Históricamente, el mayor tsunami del que se tiene noticias es el provocado por la erupción del volcán Krakatua, en el que la ola producida alcanzó una altura media de 42 metros.

Las recomendaciones siguientes pretenden disminuir los daños que este fenómeno natural pueda causar:

  • Si vive en la costa y siente un terremoto lo suficientemente fuerte para agrietar muros, es posible que dentro de los veinte minutos siguientes pueda producirse un maremoto o tsunami.
  • Si es alertado de la proximidad de un maremoto o tsunami, sitúese en una zona alta de al menos 30 metros sobre el nivel del mar en terreno natural.
  • La mitad de los maremotos se presentan, primero, como un recogimiento del mar que deja en seco grandes extensiones del fondo marino. Corra, no se detenga, aléjese a una zona elevada, el maremoto llegará con una velocidad de más de 100 Km/h.
  • Si Usted se encuentra en una embarcación, diríjase rápidamente mar adentro. Un maremoto es destructivo sólo cerca de la costa. De hecho a unos 5.600 metros de la costa y sobre una profundidad mayor a 150 metros usted puede considerarse seguro.
  • Tenga siempre presente que un maremoto puede penetrar por ríos, ramblas o marismas, varios kilómetros tierra adentro, por lo tanto hay alejarse de éstos.
  • Un maremoto puede producir diez o más olas destructivas en 12 horas; procure tener a mano ropa de abrigo, especialmente para los niños.
  • Tenga instruida a su familia sobre la ruta de huida y lugar de reunión posterior.
  • Procure tener aparato de radio portátil, que le permita estar informado, y pilas secas de repuesto.

RECUERDE

  • Las emisoras de radio y televisión le facilitan información del Instituto Geográfico Nacional - IGN y de Protección Civil. Présteles atención.
  • No propague rumores o informaciones exageradas sobre la situación