abajo arriba
 VADEMECUM  REMER
 Fundamentos de Internet

 Orígenes de Internet
       Tipos de redes

 Modelo OSI y protocolos TCP/IP
       TCP/IP sobre radiopaquete
       Internet a través de módem telefónico
       Direcciones IP y dominios.
       Aprovechamiento del espacio de direccionamiento.

 Arquitectura de Internet
       Acceso
       Tránsito
       Routing
       Redes privadas virtuales

 Organisnmos reguladores
       Regulación de Internet en España
       Regulación de Internet a nivel mundial.

 Clasificación de los códigos de países


Orígenes de Internet 

En palabras de sus propios creadores, "Internet ha revolucionado el mundo de las comunicaciones y la informática como nunca nada lo había hecho antes. La invención del telégrafo, el teléfono, la radio y las computadoras fue el punto de partida para esta integración de capacidades sin precedentes. Internet es a la vez un mecanismo de comunicación global para la diseminación de información y un medio de colaboración e interacción entre las personas y sus computadoras, independientemente de su localización geográfica".

El primer registro conocido de lo que podría llegar a ser la interacción social a través de las redes de ordenadores, se debe a J.C.R. Licklider del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) en los EE.UU., quien en agosto de 1962 describió su concepto de "Red Galáctica" en la que profetizaba la interconexión de ordenadores en cualquier parte del mundo a través de redes de comunicaciones. Unos meses más tarde, Licklider fue el jefe de proyecto DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) sobre investigación de la aplicación de redes de computadoras en el campo militar.

Paralelamente, entre 1961 y 1964, otro investigador del MIT llamado Leonard Kleinrock desarrolló su teoría sobre las comunicaciones de datos mediante conmutación de paquetes, que mejorarían visiblemente los sistemas tradicionales de conmutación de circuitos, usados en la telefonía fija. Con su idea, serían los propios datos (bits) los que se encaminasen a través de las redes de comunicaciones, en lugar de realizar un encaminamiento físico de los circuitos, lo cual implicaría disponer de una capacidad de transmisión mucho más rápida.

En 1965, Lawrence G. Roberts, sucesor de Licklider en DARPA y seguidor de las nuevas teorías de Kleinrock, trabajando en colaboración con Thomas Merrill consiguió conectar a través de la línea telefónica convencional dos ordenadores situados en Massachussets y California, constituyendo a todos los efectos la primera red de área extensa (WAN, Wide Area Network) de la historia. Los experimentos mostraron la necesidad de aplicar la teoría de conmutación de paquetes de Kleinrock para mejorar las prestaciones del sistema y ya en 1966 Roberts desarrolló el concepto de la red de datos ARPANET (Advanced Research Projects Agency Netowrk), que sería mejorado con la colaboración de los investigadores ingleses Donald Davies y Roger Scantlebury.

A finales de 1968 se comenzó el desarrollo del elemento clave para implementar tecnológicamente las teorías de Kleinrock: un conmutador de paquetes denominado IMP (Interface Message Processor). En este desarrollo participaron un grupo de investigadores encabezados por Frank Herat, de la empresa BBN y Bob Kahn, a la vez que los equipos de Roberts en DARPA y Kleinrock en la Universidad de California optimizaban el diseño de la topología de la futura red ARPANET.

En septiembre de 1969 la BBN instaló el primer conmutador IMP de la red en la Universidad de California, al que se conectó una computadora. El segundo nodo se instaló en el Instituto de Investigación de Stanford y un mes más tarde se consiguió enviar el primer mensaje entre ambos. A continuación se instalaron nuevos nodos en las Universidades de Santa Bárbara y Utah, constituyendo el núcleo que al cabo de los años continuaría su expansión hasta constituir lo que hoy conocemos como Internet, con la implementación de nuevas tecnologías.

En diciembre de 1970, el equipo de S. Crocker en el Network Working Group concluyó el desarrollo del protocolo NCP (Network Control Protocol), que permitiría el desarrollo de aplicaciones para las computadoras de la red con la capacidad de interactuar entre ellas. El protocolo NCP sería implementado en el periodo 1971-1972. En este mismo año y en base a la necesidad de una comunicación rápida entre los distintos equipos que desarrollaban la red, se comenzó el diseño del email o correo electrónico, cuyo primer programa fue escrito por Ray Tomlinson, de la BBN.

Con la llegada de Kahn a DARPA en 1972 y sus estudios para el desarrollo de redes de conmutación de paquetes por radio (packet radio), surgió la necesidad de implementar un método de interconexión entre redes heterogéneas, ya fuesen vía radio terrestre, vía cable o vía satélite. Esto es lo que se conoce como "arquitectura abierta" y supondría un hito fundamental para el crecimiento de las redes originales. Se llegó a la conclusión de que se necesitaba un protocolo más potente que el NCP para realizar las comunicaciones y que, entre otras cosas, permitiese asignar identificativos a las máquinas de la red. Fue el nacimiento de los protocolos TCP/IP, fundamento de la Internet actual.

 Tipos de redes

Como ya se ha dicho, Internet es la interconexión global de redes heterogéneas que utilizan protocolos TCP/IP para intercomunicarse. A continuación se ofrece una base clasificatoria que describe los diferentes tipos de redes existentes y que utilizan esta pila de protocolos.

Atendiendo a su cobertura geográfica, distinguimos tres tipos de redes:

Con independencia de su área de cobertura geográfica, pueden considerarse dos grandes grupos de redes en función de su interconectividad:

arriba

Modelo OSI y protocolos TCP/IP 

Un protocolo son una serie de reglas y especificaciones, aceptadas por todos, que los servidores deben seguir para intercambiar información. Estos protocolos pueden describir detalles de bajo nivel de las interfaces ordenador-ordenador o por el contrario intercambios de alto nivel entre programas de asignación de recursos. Normalmente, en este proceso de comunicación intervienen diversos protocolos con una estructura jerárquica, que pueden describirse de forma cómoda mediante el modelo de interconexión de sistemas abiertos (OSI). En la figura 1 se describe una simplificación de este modelo, que consta de cinco capas:

Aplicación

Transporte

Red

Enlace

Física


Fig.1: Simplificación del modelo de interconexión de sistemas OSI.

En esta capa también residen algunos protocolos de routing, cuya funcionalidad se explicará en el capítulo 3. De cara al usuario final, los programas utilizados en Internet y que usan la capa de aplicación como interfaz hacia los protocolos TCP/IP se dividen en dos grandes grupos: servidores, encargados de ofrecer algún servicio (por ejemplo, distribuir correo electrónico o alojar una web) y clientes, que permiten nuestra conexión a dichos servicios (por ejemplo, el programa con el que recibimos/enviamos correo o el propio navegador).

El flujo de datos en el proceso de comunicación queda de la siguiente forma: en la máquina origen el usuario genera la información en el nivel de aplicación, que se encapsula a través de las capas de transporte, red y enlace, para ser transmitida al destino a través del medio físico. Una vez en el destino, se produce un proceso de desencapsulación hasta que los datos llegan al nivel de aplicación del destinatario.

La gran ventaja de los protocolos TCP/IP se traduce en la posibilidad de interconectar redes heterogéneas, es decir, que utilicen medios distintos de transmisión a nivel físico. De esta forma, por ejemplo, es posible interconectar una red de fibra óptica con una de radio.

En los apartados - Internet a través de módem telefónico - y - Direcciones IP y dominios -, se ofrecen dos ejemplos para entender mejor el proceso: una comunicación de Internet a través de radiopaquete y una comunicación de Internet a través de módem telefónico.

 TCP/IP sobre radiopaquete

Una de las posibilidades que ofrece el radiopaquete es la de utilizar protocolos TCP/IP para interconectar sus redes con otras que utilicen estos mismos protocolos, como pueden ser redes corporativas privadas o la propia Internet. En la figura 2 se muestra el escenario de las comunicaciones empleando TCP/IP sobre radiopaquete:


Fig.2: Escenario de comunicaciones TCP/IP sobre radiopaquete.

Supongamos que el usuario del PC_1 quiere mandar un email al usuario del PC_2. En el nivel de aplicación intervendrán los protocolos de correo electrónico SMTP y POP3. A nivel de transporte y para dar fiabilidad a la comunicación, se utilizará TCP. En el nivel de red intervendrá IP, implementado por los propios PCs, por lo que cada uno de ellos deberá tener su propia dirección IP. En el nivel de enlace se utiliza AX.25, implementado por las TNCs, para asegurar las comunicaciones PC_1—PC_2 y PC_2—PC3. Finalmente, el medio físico son las ondas de radio.

 Internet a través de módem telefónico

La forma más común de acceso a Internet es mediante la utilización de un módem telefónico, proceso conocido como "Acceso telefónico a redes". A continuación se describe toda la secuencia de conexión a Internet y de transmisión de datos, en base al escenario descrito en la figura 3 y tomando como ejemplo la descarga de una página web del servidor al PC_1:


Fig.3: Escenario de acceso a Internet mediante módem telefónico

El proceso se inicia con el establecimiento de la conexión a Internet. Para ello, el usuario configura su PC_1 de forma que el módem realice una llamada telefónica al servidor de acceso del proveedor de servicios (ISP) que tenga contratado. Una vez que este servidor contesta a la llamada telefónica, queda asegurado el nivel físico entre el usuario y su proveedor. A continuación, entre ambos se establece una conexión de enlace utilizando el protocolo PPP, a través de la cual el servidor de acceso asigna una dirección IP al PC_1. En este momento el PC_1 ya dispone de nivel de red y por tanto puede acceder a Internet.

Una vez establecida la conexión IP, el usuario introducirá en su navegador la dirección a la que se quiere conectar, cuyo nombre realmente se corresponde con la dirección IP del servidor web correspondiente. De la correspondencia entre nombres y direcciones IP se encarga el servicio de resolución de dominios o DNS (Domain Name System), de forma transparente al usuario.

Al usar un navegador, la transferencia de datos a nivel de aplicación utiliza el protocolo HTTP, que será encapsulado en el protocolo de transporte TCP y éste a su vez en el nivel de red IP. Los datagramas IP se encapsularán en tramas de nivel de enlace PPP para llegar por la línea telefónica física hasta el servidor de acceso, que realizará un proceso de desencapsulación únicamente hasta el nivel IP, de forma que pueda determinar la dirección IP de destino. A continuación los encapsula nuevamente y los pasa a los dispositivos de enrutamiento de Internet, conocidos como routers, que los harán llegar hasta el servidor web final. La página web descargada viajará siguiendo el proceso inverso hasta el PC_1, donde podrá ser visualizada por el usuario.

 Direcciones IP y dominios

La dirección IP identifica unívocamente a cada máquina conectada a una red IP, como puede ser Internet. Se trata de un número binario de 32 bits y para una mejor interpretación suele traducirse a decimal agrupándose en cuatro octetos, como se muestra en la figura 4:

Dirección IP binaria Þ

11000011111010111010010000000000

Separación en octetos Þ

11000011.11101011.10100100.00000000

Traducción a decimal Þ

195.235.164.200


Fig.4: Interpretación de direcciones IP

Cada datagrama o paquete IP que viaja por Internet con los datos transmitidos por los usuarios, incluye en sus campos las direcciones IP de origen y de destino, de forma que se pueda asegurar una comunicación bidireccional.

Pero las direcciones IP contienen más información aparte de la identificación unívoca de cada máquina o host dentro de Internet. También sirven para identificar subredes completas dentro de Internet, mediante la utilización de una máscara de red. Así pues, nuestra dirección IP identifica tanto a nuestra propia máquina como a la red donde nos encontramos. La máscara de red es igualmente un número binario de 32 bits, que indica qué parte de la dirección IP identifica a la red y qué parte identifica a la máquina dentro de esa red. Las máscaras de red también se traducen de binario a decimal para una mejor interpretación, como se muestra en la figura 5.

Máscara IP binaria Þ

11111111111111110000000000000000

Separación en octetos Þ

11111111.11111111.00000000.00000000

Traducción a decimal Þ

255.255.0.0


Fig.5: Interpretación de máscaras de subred

Para identificar a cada parte, basta con realizar la operación lógica "AND" entre la dirección IP y la máscara, como puede verse en el ejemplo de la figura 6. Tras realizar esta operación lógica obtenemos la dirección de red. La parte remanente identificará a la máquina dentro de esa red:

Dirección IP Þ

195.235.164.200

Máscara de red Þ

255.255.0.0

Dirección IP en binario Þ

11000011111010111010010000000000

Máscara de subred en binario Þ

11111111111111110000000000000000

Resultado de operación AND Þ

11000011111010110000000000000000

Dirección de subred Þ

195.235.0.0

Identificativo del host Þ

.164.200


Fig.6: Obtención de la dirección de red y del identificativo del host

Otra forma común de identificar a una máscara de red se realiza mediante la "notación de barra", indicando el número de bits destinados a la parte de red. Así pues, una máscara 255.255.0.0 equivale a /16 y una máscara 255.255.255.0 equivale a /24.

Tradicionalmente, en función de los bits reservados para la parte de red y los bits reservados para la parte de host o equipo, se habla de clases de direcciones, que engloban los rangos mostrados en la tabla 1.

Clase A Þ 1.0.0.0 – 126.0.0.0
Clase B Þ 128.0.0.0 – 191.255.0.0
Clase C Þ 192.0.0.0 – 223.255.255.0
Clase D Þ A partir de 224.0.0.0
Clase E Þ A partir de 240.0.0.0

Tabla.1: Direccionamiento utilizando clases.

Las clases A, B y C engloban el direccionamiento público y privado comúnmente utilizado en Internet y en las intranets. La clase D se utiliza en aplicaciones de multicast, en las que existe comunicación entre un grupo de máquinas al mismo tiempo (por ejemplo, en el caso de la videoconferencia). La clase E es experimental.

Dentro de una red, además de las de todos los equipos contenidos en la misma, existen dos direcciones especiales: la que identifica a la propia red y la dirección de broadcast, usada para alcanzar a todos los equipos de la red y usada por determinados protocolos de control y gestión de red.

Actualmente, para realizar un mejor aprovechamiento del espacio de direccionamiento disponible, en lugar de clases se utilizan máscaras de longitud variable (VLSM, Variable Length Subnet Masks), de forma que las máscaras de red se diseñan limitando a lo estrictamente necesario la parte de la dirección destinada a hosts. Para ello, un subconjunto de bits de la parte de la dirección detinada a host se destina a lo que se conoce como subred, lo cual permite que dentro de una red grande podamos formar subredes más pequeñas que se ajusten al número estricto de hosts que necesitamos.

Pongamos, por ejemplo, el caso de un enlace punto a punto entre dos máquinas. Nos harán falta cuatro direcciones dentro de esta subred punto a punto: la dirección de la propia subred, la dirección de cada uno de los dos equipos y la dirección de broadcast. En caso de que utilizásemos una clase C (/24) para este caso, tendremos 32-24=8 bits para la parte de host, lo cual nos daría un total de 28-2=254 equipos (se resta 2 porque la dirección de red y la de broadcast no se asignan a ningún equipo concreto). Como sólo tenemos 2 equipos, estaríamos desaprovechando 252 direcciones. En su lugar, podemos usar VLSM con una dirección /30, lo cual nos da 32-30=2 bits para la parte de host y por tanto 22-2=2 direcciones de equipos dentro de la subred, que es precisamente lo que necesitamos.

Como regla general, puede determinarse el número de subredes dentro de una red mediante la fórmula 2m, donde m es el número de bits que se toman de la parte de host para realizar subredes. De la misma forma, el número de hosts dentro de cada subred viene dado por la fórmula 2n-2, donde n es el número de bits destinados a la parte de host.

El manejo de direcciones IP, aunque sea en formato decimal, puede resultar bastante incómodo para los usuarios. Es por ello que en Internet se utiliza el sistema de nombres de dominio o DNS (Domain Name System), encargado de traducir las direcciones IP a nombres legibles y fácilmente utilizables por los usuarios finales. De la implementación de este servicio se encargan los servidores DNS (Domain Name Servers), que tienen una organización jerárquica dentro de Internet, de forma que las peticiones de traducción de dirección IP a nombre o a la inversa van pasando de pequeños servidores a grandes servidores hasta su ejecución. Esta arquitectura distribuída ofrece una gran rapidez en el servicio de traducción.

Por ejemplo, si desde un navegador queremos visualizar una determinada página web no emplearemos la dirección IP del servidor (ej: 195.235.164.200), sino el nombre de la máquina (ej: www.boe.es). El servidor DNS que tengamos configurado en nuestra máquina se encargará de realizar la traducción.

Los nombres de dominio se estructuran jerárquicamente, de forma que se puede identificar a una máquina dentro de una red dentro de un país u organización. Por ejemplo, el nombre www.proteccióncivil.es nos da la siguiente información:

Existen dos tipos de dominio de primer nivel, siendo distintos los organismos encargados de regular su asignación (ver apartado - Organismos reguladores -):

 Aprovechamiento del espacio de direccionamiento

Como ya se ha indicado, una dirección IP consiste en un número de 32 bits, lo cual, considerando la operativa dirección + máscara de red y el actual crecimiento exponencial de Internet, implica un rápido agotamiento de las direcciones disponibles. Para paliar este hecho, se utilizan diversas técnicas, entre las que cabe destacar el uso del ya visto direccionamiento de subredes (VLSM), el direccionamiento privado en intranets con traducción de direcciones para salir al resto de Internet, y la asignación dinámica de direcciones IP (DHCP).

El direccionamiento privado es un rango reservado de direcciones para su uso en intranets, es decir, direcciones IP que no serán visibles de forma directa al resto de Internet y que por tanto pueden reutilizarse en intranets distintas. Los rangos reservados se muestran en la tabla 2, según la recomendación RFC-1918 (las RFC o Requests For Comments son documentos técnicos elaborados por los organismos públicos de control de Internet).

10.0.0.0 (clase A completa)

172.16.0.0 – 172.31.0.0

192.168.0.0 – 192.168.255.0


Tabla.2: Rangos de direccionamiento privado según RFC-1918.

Dentro de la intranet que utiliza direccionamiento privado habrá una máquina de propósito específico que realizará las funciones de proxy, es decir, traducción de direcciones IP públicas a privadas y viceversa (NAT, Network Address Translation), así como traducción de números de puerto UDP/TCP hacia dentro y hacia fuera de la intranet (PAT, Port Address Translation).

Finalmente, la mayoría de los ISP proveen a sus usuarios conmutados (no fijos, por ejemplo los que se conectan periódicamente a través de tarifas planas) de una dirección IP dinámica que es asignada en el momento de realizarse la conexión mediante el protocolo DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol), y que "muere" en el momento de realizarse la desconexión, quedando por tanto reutilizable para su asignación a otro usuario.

arriba

Arquitectura de Internet 

En este capítulo se va a describir la arquitectura global de Internet y el proceso de encaminamiento de los datagramas o paquetes IP para llegar desde su origen hasta su destino.

 Acceso

La conexión de un usuario cualquiera a Internet se produce mediante una red de acceso, controlada y administrada por un Proveedor de Servicios de Internet (PSI o ISP, Internet Services Provider). El acceso en sí se puede producir mediante el empleo de tecnologías diversas, como la Red Telefónica Básica (RTB), la Red Digital de Servicios Integrados (RDSI), la Línea Asimétrica Digital de Abonado (ADSL, Asymetric Digital Subscriber Line) o líneas dedicadas tipo X.25, Frame Relay, etc. Por regla general, el precio del acceso es función del tiempo de conexión y de la velocidad de transmisión ofrecida. En la tabla 3 se muestra una comparación orientativa de las velocidades de acceso proporcionadas por algunas tecnologías actuales.

Tecnología

Velocidad de acceso

RTB

Hasta 56 kbps

RDSI

64-128 kbps

ADSL

Hasta 2 Mbps

Frame Relay

64 kbps – 2 Mbps

X.25

300 bps – 2 Mbps


Tabla.3: Comparativa de velocidades de acceso de distintas tecnologías

El Proveedor de Servicios, una vez establecida la conexión, asigna una dirección IP a la máquina que se conecta, de forma que quede completamente visible para el resto de máquinas de Internet.

 Tránsito

La red de acceso del ISP se conecta a los grandes backbones de tránsito de Internet, operados casi en su totalidad por compañías privadas. Estas redes ofrecen un servicio de interconexión global entre ellas y con otros ISP, alcanzándose de esta forma un mallado mundial. Entre las redes de acceso y tránsito existen tres tipos de relaciones, que definen la arquitectura general de Internet:

En la figura 7 se muestra una visión general de la arquitectura de Internet y el tipo de relación entre las distintas redes que la componen.


Fig.7: Arquitectura de interconexión global de Internet

Cualquier red que se interconecte con otras para formar la Internet y que esté bajo un mismo dominio administrativo conforma lo que se denomina sistema autónomo (AS, Autonomous System), y se identifica con un número específico asignado por los organismos reguladores de Internet. En la figura 7, todos los ISP y proveedores se identificarían con su propio número de sistema autónomo.

 Routing

El proceso de encaminamiento de los datagramas IP a través de Internet se conoce con el nombre de encaminamiento o routing, y corre a cargo de unas máquinas de propósito específico llamadas routers. Un router es un dispositivo con varios interfaces que maneja tablas de rutas, las cuales contienen información para alcanzar todos los destinos de Internet. Cuando un datagrama llega al router por uno de sus interfaces, se analiza la dirección IP destino, se consulta la tabla de rutas para identificar el próximo router en el camino hacia el destino, y se envía por el interfaz correspondiente. De esta forma, los datagramas van pasando de router en router a través de Internet, hasta llegar a su destino. La información de retorno puede seguir la misma ruta u otra distinta, hasta alcanzar nuevamente al origen.

Los routers tienen la capacidad de aprender nuevas rutas y de anunciarlas al resto de routers. Mediante la utilización de algoritmos de routing seleccionan las mejores para llegar a cada destino, en función de métricas como el número de saltos, el retardo o el ancho de banda de los enlaces.


Fig.8: Encaminamiento o routing de datagramas en Internet.

En la figura 8 se muestra un ejemplo simplificado en el que un usuario de cualquier parte del mundo conectado a su ISP (identificado como AS3) quiere acceder a la web www.proteccioncivil.es. Su ISP se conecta a un proveedor de tránsito AS1 que dispone de varios routers, estableciéndose la ruta óptima hacia el destino a través de los routers 3 y 2, de forma que se llega al sistema autónomo final AS2 donde se encuentra el servidor que aloja la web de destino.

En caso de fallo de alguno de los enlaces implicados en la ruta origen-destino, los routers recalcularían la ruta óptima a través de otros enlaces disponibles, de forma que la conectividad no se pierda. Gracias a este proceso y a la gran redundancia de enlaces existente, Internet es una red muy robusta ante todo tipo de escenarios de fallo. En el ejemplo de la figura 8, si falla el enlace directo entre el router 3 y el router 2, automáticamente los datagramas serían encaminados a través de la ruta router 3 – router 1 – router 2 para llegar al destino.

Las máquinas alojadas en subredes pequeñas disponen de información para alcanzar a las otras máquinas de su misma subred, y por regla general de una ruta por defecto a través de un router para alcanzar al resto de Internet. Los routers de los grandes backbones de tránsito suelen manejar información de redes en lugar de hosts específicos, de forma que las tablas de rutas sean más manejables. Actualmente (2002), un router de un backbone de tránsito maneja unas 110.000 rutas. El router es capaz de identificar a qué red pertenece la dirección IP del host de destino y realizar el encaminamiento apropiado hacia la misma. Dentro de la red de destino, otro router se encargará de realizar el encaminamiento hacia el host final.

 Redes privadas virtuales

En ocasiones, una entidad que dispone de puntos de presencia (PoP, Point of Presence) en zonas geográficas distintas, requiere la interconexión de sus redes de forma privada y segura. Es posible realizar esta configuración mediante la implementación de redes privadas virtuales (VPN, Virtual Private Networks).

Una VPN, cuya topología típica se muestra en le figura 9, permite la interconexión de intranets distantes mediante la utilización de túneles seguros a través de Internet. Recibe el calificativo de "virtual" porque se establece a través de caminos dentro de las redes de los ISP y proveedores de tránsito de Internet, cuyas rutas son dinámicas en función de las necesidades del routing, pero que de cara al usuario equivalen a un enlace punto a punto entre sus intranets distantes


Fig.9: Redes privadas virtuales (VPN).

La configuración de las VPN se realiza en los routers de la red del proveedor que ofrece este tipo de servicios, estableciéndose una serie de túneles virtuales a través de los mismos para asegurar la conexión entre PoPs. En las VPN el grado de seguridad puede ser máximo si se utilizan técnicas de cifrado en la transmisión de los datos.

arriba

Organismos reguladores 

Actualmente la regulación de Internet se realiza a nivel nacional mediante organismos gubernamentales y a nivel internacional mediante organismos supranacionales participados por los organismos dependientes de cada país. Los ISP han de adaptarse a la normativa nacional de su país y a las reglas establecidas internacionalmente por los organismos competentes. Básicamente, la regulación afecta a los siguientes campos:

 Regulación de Internet en España

En España, la asignación de nombres de dominio y del dominio de código de país ".es" está regulada por la entidad pública empresarial "RED.ES", antigualmente "Red Técnica Española de Televisión". Esta entidad está adscrita al Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, y fundamentalmente cumple dos funciones:

El alta de dominios genéricos puede realizarse a través de diversas entidades de registro. Un listado de las mismas puede obtenerse en http://www.internic.net o en http://www.icann.org.

 Regulación de Internet a nivel mundial

El organismo supranacional encargado de la administración, en el ámbito mundial, de los nombres y direcciones numéricas de Internet es el ICANN (http://www.icann.org). Asimismo, existen otros organismos regionales reguladores de las políticas de routing y de las redes IP, como:

Otros organismos, como el IETF (Internet Engineering Task Force, http://www.ietf.org) se encargan de la elaboración de standards utilizables en Internet.

arriba

Clasificación de los códigos de países 

Clasificación de los códigos de países

La lista siguiente recoge la clasificación alfabética de los códigos de los países. En cuanto a las normas que establecen los códigos que deben utilizarse y el orden oficial de enumeración. Para la denominación de los países se ha utilizado la forma preconizada por la Comisión Europea (nomenclatura toponímica internacional, anexo A5).

Código País
AD Andorra
AE Emiratos Árabes Unidos
AF Afganistán
AG Antigua y Barbuda
AL Albania
AM Armenia
AO Angola
AR Argentina
AT Austria
AU Australia
AX Islas Åland
AZ Azerbaiyán
BA Bosnia y Herzegovina
BB Barbados
BD Bangladesh
BE Bélgica
BF Burkina Faso
BG Bulgaria
BH Bahréin
BI Burundi
BJ Benín
BN Brunéi
BO Bolivia
BR Brasil
BS Bahamas
BT Bhután
BW Botsuana
BY Belarús
BZ Belice
CA Canadá
CD República Democrática del Congo
CF República Centroafricana
CG Congo
CH Suiza
CI Costa de Marfil
CK Islas Cook
CL Chile
CM Camerún
CN China
CO Colombia
CR Costa Rica
CS Serbia y Montenegro (1)
CU Cuba
CV Cabo Verde
CY Chipre
CZ Chequia
DE Alemania
DJ Yibuti
DK Dinamarca
DM Dominica
DO República Dominicana
DZ Argelia
EC Ecuador
EE Estonia
EG Egipto
EL Grecia
ER Eritrea
ES España
ET Etiopía
FI Finlandia
FJ Fiyi
FM Micronesia
FR Francia
GA Gabón
GD Granada
GE Georgia
GH Ghana
GM Gambia
GN Guinea
GQ Guinea Ecuatorial
GT Guatemala
GW Guinea-Bissau
GY Guyana
HN Honduras
HR Croacia
HT Haití
HU Hungría
ID Indonesia
IE Irlanda
IL Israel
IN India
IQ Iraq
IR Irán
IS Islandia
IT Italia
JM Jamaica
JO Jordania
JP Japón
KE Kenia
KG Kirguistán
KH Camboya
KI Kiribati
KM Comoras
KN San Cristóbal y Nieves
KP Corea del Norte
KR Corea del Sur
KW Kuwait
KZ Kazajstán
LA Laos
LB Líbano
LC Santa Lucía
LI Liechtenstein
LK Sri Lanka
LR Liberia
LS Lesotho
LT Lituania
LU Luxemburgo
LV Letonia
LY Libia
MA Marruecos
MC Mónaco
MD Moldova
MG Madagascar
MH Islas Marshall
MK   (2) Antigua República Yugoslava de Macedonia
ML Malí
MM Myanmar
MN Mongolia
MR Mauritania
MT Malta
MU Mauricio
MV Maldivas
MW Malawi
MX México
MY Malasia
MZ Mozambique
NA Namibia
NE Níger
NG Nigeria
NI Nicaragua
NL Países Bajos
NO Noruega
NP Nepal
NR Nauru
NU Niue
NZ Nueva Zelanda
OM Omán
PA Panamá
PE Perú
PG Papúa Nueva Guinea
PH Filipinas
PK Pakistán
PL Polonia
PT Portugal
PW Palaos
PY Paraguay
QA Qatar
RO Rumanía
RU Rusia
RW Ruanda
SA Arabia Saudí
SB Islas Salomón
SC Seychelles
SD Sudán
SE Suecia
SG Singapur
SI Eslovenia
SK Eslovaquia
SL Sierra Leona
SM San Marino
SN Senegal
SO Somalia
SR Surinam
ST Santo Tomé y Príncipe
SV El Salvador
SY Siria
SZ Suazilandia
TD Chad
TG Togo
TH Tailandia
TJ Tayikistán
TL Timor Oriental
TM Turkmenistán
TN Túnez
TO Tonga
TR Turquía
TT Trinidad y Tobago
TV Tuvalu
TW Taiwán
TZ Tanzania
UA Ucrania
UG Uganda
UK Reino Unido
US Estados Unidos
UY Uruguay
UZ Uzbekistán
VA Santa Sede / Estado de la Ciudad del Vaticano
VC San Vicente y las Granadinas
VE Venezuela
VN Vietnam
VU Vanuatu
WS Samoa
YE Yemen
ZA Sudáfrica
ZM Zambia
ZW Zimbabue

(1) 

Tras la primera mención del nombre «Serbia y Montenegro» o del código ISO «CS», inclúyase la nota siguiente: «Incluido Kosovo, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, en virtud de la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de 10 de junio de 1999.»

(2) 

El código ISO (MK) ha sido aceptado, acompañado de una nota con el siguiente texto: «Código provisional que no afecta en absoluto a la denominación definitiva del país, que se acordará tras la conclusión de las negociaciones actualmente en curso sobre este tema en las Naciones Unidas.»

arriba

  Red Radio de Emergencia - R E M E R -

DGPCE