VADEMECUM  REMER
 Glosarios


Glosario de sequía 

      A  B  C  D  E  G  I  M  N  P  R  S  T  V  Z

Término

Descripción

Acuicluso

Formación o estrato geológico de muy baja permeabilidad, que obstruye el pasaje de agua subterránea.

Acuífero

Reservóreo de agua subterránea contenido dentro de una unidad geológica con potencial para ser utilizado con fines prácticos.

Acuitardo

Formación o estrato geológico de baja permeabilidad, que enlentece el pasaje de agua subterránea.

Alta presión

Área donde las masas de aire circulan en el sentido de las manecillas del reloj en el hemisferio norte, y a la inversa en el hemisferio sur. Se trata se centros de dispersión de vientos. Dan lugar a tiempo seco y soleado, en ocasiones apenas existe viento.

Análisis del riesgo

El proceso de identificación y comprensión de los principales componentes asociados con el riesgo de la sequía, así como la evaluación de las estrategias alternativas para gestionar ese riesgo.

Año hidrológico

Periodo comprendido entre el 1 de octubre de un año y el 30 de septiembre del año siguiente.

Área homogénea de demanda

Ámbito de suministro con unas pautas dotacionales de demanda similares para cada unidad tipo de consumo.

Aridez

Estado climático caracterizado por la escasez permanente de agua.
Es un déficit hidrometeorológico de agua en una zona geológica, social y ecológica determinada. Es una falta de agua que, de forma permanente, difiere significativamente del valor medio de agua propio de una determinada región, y que, en gran medida, reduce o agota la productividad de los seres vivos y de la sociedad que existe la zona.
Ver sequedad.

Atmósfera

Capa de gases que rodea a la Tierra.


Volver al inicio

Baja Presión

Sistema atmosférico en el que la presión desciende hacia el centro. Suele ser consecuencia de una masa de aire caliente que es forzada a subir por el aire frío. Dicho sistema suele ir asociado a tiempo inestable.


Volver al inicio

Ciclo hidrológico

Describe el movimiento del agua en la atmósfera y la tierra. Si se toma como origen el agua de lluvia que cae sobre la superficie del suelo, una parte se infiltra, otra escurre superficialmente y otra se evapora, volviendo a la atmósfera para formar nubes que los vientos desplazan y que al condensarse dan lugar a la lluvia, iniciándose de nuevo el ciclo.

Clima

Es el estado más frecuente de la atmósfera en un lugar determinado; conjunto de condiciones atmosféricas propias de un lugar o región, determinadas por los valores medios de los elementos del clima que son: temperatura, humedad, presión, vientos, ambos modificados por los factores del clima como son la latitud, la altitud, el relieve, las corrientes marinas, etc.

Clima inhibidor

Condiciones climáticas de afección al consumo de agua que producirían los valores dotacionales más bajos, de la consideración de todos los episodios climáticos registrados y disponibles en el ámbito de consumo. Las condiciones climáticas de cada mes se establecen a partir de la combinación del valor medio mensual de las temperaturas máximas diarias y el número de días de lluvia del mes (entendiendo por días de lluvia los que tengan precipitación superior a un milímetro).

Clima medio

Condiciones climáticas de afección al consumo de agua que producirían los valores medios dotacionales, de la consideración de todos los episodios climáticos registrados y disponibles en el ámbito de consumo. Las condiciones climáticas de cada mes se establecen a partir de la combinación del valor medio mensual de las temperaturas máximas diarias y el número de días de lluvia del mes (entendiendo por días de lluvia los que tengan precipitación superior a un milímetro).

Clima potenciador

Condiciones climáticas de afección al consumo de agua que producirían los valores dotacionales más elevados, de la consideración de todos los episodios climáticos registrados y disponibles en el ámbito de consumo. Las condiciones climáticas de cada mes se establecen a partir de la combinación del valor medio mensual de las temperaturas máximas diarias y el número de días de lluvia del mes (entendiendo por días de lluvia los que tengan precipitación superior a un milímetro).

Condensación

Proceso por el cual el vapor de agua se convierte en agua líquida, producido por el enfriamiento, que da lugar a nubosidad o precipitaciones.


Volver al inicio

Desertificación

Avance de las condiciones desérticas fuera de los límites del desierto.

Desierto

Gran extensión de terreno ocupada en general por arenas y desprovistas de vegetación.

Disponibilidad de recursos

Conjunto de regímenes hídricos superficiales y subterráneos susceptibles de ser utilizados por un sistema de abastecimiento dentro de las limitaciones vinculadas a las dimensiones y capacidad de utilización de las infraestructuras, a los derechos concesionales, a la utilización compartida con otros usos, en su caso, y a la distribución de demandas y condicionantes que se deban atender.


Volver al inicio

El Niño

Corriente cálida de agua ecuatorial que fluye hacia el sur a lo largo de la costa noroeste de América del Sur. Cuando es pronunciada y persistente provoca anomalías en el volumen de las precipitaciones y en la temperatura de ciertas áreas del Globo.

Erosión

Conjunto de procesos que producen el desgaste del sustrato original (suelo).

Escasez

Situación de un sistema de suministro, a la que se puede haber llegado por diversas causas, en la que sería necesario imponer algún tipo de medida con afección social. En este documento esta situación es asimilable a la denominada sequía operacional.

Escenario de riesgo de Emergencia por sequía

Conjunto de situaciones y circunstancias en las que hay una cierta probabilidad de insuficiencia de disponibilidades para atender la totalidad de las demandas en cada una de las zonas de consumo en el corto plazo y es necesario recurrir a acciones de precaución que requieran reducciones de la demanda de agua con las consiguientes afecciones a los usuarios. También se puede denominar Escenario de riesgo de Escasez.

Estiaje

Período con lluvias escasas o nulas.

Evaporación

Proceso que cambia del estado líquido a gaseoso.

Evapotranspiración

Pérdida de agua por la atmósfera como resultado de los efectos combinados de la evaporación y la transpiración de las plantas.

Evolución dotacional natural

Variación de las dotaciones de cada tipo de uso independientemente de las actuaciones específicas de gestión de la demanda en el ámbito de suministro.

Evolución dotacional subyacente

Variación de las dotaciones de cada tipo de uso independientemente de las incrementos o decrementos atribuibles a factores climáticos diferentes del normal o a la implantación de medidas coyunturales incidentes en el consumo.


Volver al inicio

Garantía de suministro

Probabilidad de que en un año hidrológico se satisfaga la totalidad de los meses los volúmenes totales demandados desde cada una de las zonas de consumo y de acuerdo a unos criterios establecidos de prevención y gestión de riesgo de escasez o sequía.

Gestión coyuntural de la demanda

Acciones de gestión de la demanda que sólo pretenden superar un determinado escenario de insuficiencia del sistema.

Gestión de la crisis

Es una forma de enfocar el tratamiento de la sequía, en el que las respuestas y acciones son emprendidas mientras acontece el fenómeno, sin ninguna planificación previa; lo que, a veces, lleva a tomar iniciativas ineficaces, mal coordinadas y a destiempo, emprendidas por individuos, o por los mismos gobiernos.

Gestión de la demanda

Acciones inducidas para conseguir una disminución de los volúmenes o los caudales solicitados a un sistema de suministro.

Gestión del riesgo

Es lo contrario de la gestión de la crisis. En la gestión del riesgo se adopta un planteamiento a favor de la acción, con bastante antelación a la sequía, de modo que las medidas de mitigación puedan reducir los impactos y, así, se puedan tomar decisiones de alivio y recuperación durante la sequía, con tiempo, de forma coordinada y eficaz. La gestión sistemática de las decisiones administrativas, la organización, las capacidades operativas y las responsabilidades para la aplicación de políticas, estrategias y prácticas con el objeto de reducir los riesgos ante desastres.

Gestión permanente de la demanda

Acciones de gestión de la demanda que se mantienen a lo largo del tiempo, independientemente de las disponibilidades y almacenamientos del sistema de suministro.


Volver al inicio

Impacto de la sequía

Efecto específico de la sequía. En el lenguaje común también se suele referir a los impactos como "consecuencias" o "resultados".
Los impactos son síntomas de vulnerabilidad.

Indicador de Aridez de Palfai (PAI)

Este indicador lo desarrolló Palfai, en el año 1984, principalmente para su uso en Hungría, y en la cuenca Cárpata, para caracterizar la intensidad de una situación de aridez (sequedad), mediante un solo dígito, derivado de unos pocos parámetros meteorológicos e hidrológicos. En la fórmula básica para el cálculo del indicador de aridez (PAI0), la temperatura media del aire (ºC), en el período entre abril y agosto, se divide entre la precipitación total (mm), obtenida como suma de los valores mensuales ponderados entre octubre y agosto, y se multiplica por 100. Los pesos mensuales de los valores de precipitación se basan en las condiciones de almacenamiento de humedad y en los cambios de la demanda general de agua por los cultivos. Las estimaciones de los factores de peso son las siguientes (con relación a las condiciones naturales de la cuenca del Cárpatos):

0,1 en octubre
0,4 en noviembre
0,5 de diciembre a abril
0,8 en mayo
1,2 en junio
1,6 en julio
0,9 en agosto
Es evidente que el mes de julio es el periodo más crítico, desde el punto de vista de suministro de agua.
Para expresar la aridez con mayor exactitud se debe corregir el valor base del PAI0 mediante los siguientes factores:
V factor de corrección de la temperatura (días calurosos) (Kt), es la relación entre el número de días calurosos (t max = 30ºC) durante el periodo de junio a agosto, y la media nacional multianual de este valor que, para Hungría, es de 16 días.
V factor de corrección de la precipitación (Kp), es la relación entre el número de días del periodo más largo de pluviometría mínima (cuando la suma de las precipitaciones en días sucesivos no excede, como máximo, de 5 ó 6 mm), entre mediados de junio y mediados de agosto, y la media nacional multianual del mismo valor que, para Hungría, son 20 días.
V factor de corrección de aguas subterráneas (Kgw), es la relación entre la profundidad media (m) del manto freático durante los meses de noviembre a agosto (m), y el valor plurianual de esta profundidad, en una zona concreta. El empleo de este factor de corrección es importante para zonas llanas. En la práctica, lo mejor es utilizar los datos de los 2 ó 3 pozos de observación más próximos a la estación meteorológica o al punto de observación de otros datos.
El valor final del Indicador de Aridez Palfai (PAI) se obtiene a partir del valor base (PAIo), corregido como sigue:
PAI = Kt x Kp x Kgw x PAI0

en donde los factores de corrección son los descritos más arriba. Una descripción más detallada de este indicador se puede encontrar en la publicación de Palfai et al., 1995.
Según experiencias realizadas en Hungría, el umbral de partida del Indicador de Aridez Palfai debería ser PAI = 6.0. Los valores menores, para un lugar concreto, corresponden a años húmedos, mientras que los superiores indicarían diferentes grados de severidad de la sequedad, según las siguientes categorías:
PAI, entre: Sequedad
6 y 8 moderada
8 y 10 media
10 y 12 severa
mayor que 12 extrema

El indicador se puede utilizar para hacer comparaciones entre situaciones húmedas y/o secas de diferentes periodos así como de diferentes áreas, y también es válido para fines de predicción, siempre y cuando el cálculo de los valores del PAI se hagan de manera continuada. Para una mejor caracterización de la situación de la sequía de una determinada zona agrícola o de una masa de cultivo, es aconsejable utilizar este indicador junto con el Potencial Agro-hidrológico, que se describe a continuación.
Indicador de la Humedad del Cultivo (CMI)

El indicador CMI utiliza un planteamiento meteorológico para hacer un seguimiento semanal de las condiciones de los cultivos. Fue desarrollado por Palmer, en el año 1968, a partir del método de cálculo del PDSI. Mientras el PDSI hace un seguimiento meteorológico de los períodos húmedos y secos a largo plazo, el CMI fue diseñado para evaluar las condiciones de humedad a corto plazo en las principales regiones dedicadas a la producción agrícola.
Se basa en los datos medios semanales de temperatura y pluviometría total, dentro de una zona climática (en los EE.UU.), así como en el valor del CMI de la semana anterior. Responde con rapidez a los cambios de condiciones, se mide por lugares y por tiempos para que los mapas que representan los valores semanales del CMI puedan ser utilizados para comparar las condiciones de humedad entre diferentes localidades.
Por estar diseñado para hacer un seguimiento a corto plazo de las condiciones de humedad que afectan a un cultivo en desarrollo, el CMI no es un buen instrumento para hacer un seguimiento de la sequía a largo plazo.
Otro rasgo característico del CMI, que limita su uso, es que, normalmente, comienza y finaliza cada temporada vegetativa con valores próximos a cero, por lo que no se puede utilizar para valorar las condiciones de humedad fuera de la época vegetativa general, y, en especial, en períodos de sequía que se prolongan durante varios años. El CMI tampoco es de aplicación durante la fase de germinación de las semillas, al comienzo del período de crecimiento de un cultivo concreto.

Indicador de la Intensidad de la Sequía de Palmer (PDSI)o Índice de Palmer

Representacion matemática de las condiciones de sequía.
Es un algoritmo de la humedad del suelo, calibrado para regiones relativamente homogéneas. Se trata de un indicador meteorológico, y responde a condiciones climáticas que han sido anormalmente secas o anormalmente húmedas. Fue creado por Palmer (1965), para medir la pérdida de humedad, basándose en el concepto de oferta y demanda de la ecuación del balance hídrico, teniendo en cuenta algo más que la sola escasez de precipitaciones en lugares determinados.
El objetivo de este indicador era ofrecer medidas normalizadas de las condiciones de humedad, para poder establecer comparaciones entre distintos lugares y entre meses diferentes. Cuando las condiciones cambian de secas a normales, o a húmedas, termina el periodo medido por el PDSI, sin tener en cuenta el caudal de los ríos, ni los niveles de los lagos y embalses, ni otros impactos hidrológicos a largo plazo.
Este índice se basa en el balance de humedad de agua mediante la precipitación (HP) y la humedad del suelo tomando en cuenta el suministro (HS), la evaporación (HE), la recarga del subsuelo (HR) y el escurrimiento ( E ).

PDSI = f (HP, HS, HE, HR, E)
El indicador se calcula en base a datos termopluviométricos, y de Contenido de Agua Disponible (CAD) del suelo. A partir de las entradas se pueden calcular todos los términos básicas de la ecuación del balance de agua, incluyendo la evapotranspiración, la recarga del suelo, la escorrentía y la pérdida de humedad del horizonte superficial. Los efectos humanos sobre el balance de agua, como es el regadío, no se tienen en cuenta. Una descripción completa de la ecuación de este índice se puede encontrar en la publicación original del autor (Palmer, 1965).
Los valores del Indicador de Palmer oscilan entre -6.0 y +6.0. Por lo general se calcula mensualmente, pero también se calculan valores semanales, durante cada temporada vegetativa, para las diferentes zonas climáticas de los EE.UU. y dichos valores se publican en el Boletín Semanal del Clima y los Cultivos (Weekly Weather and Crop Bulletin).
Los valores del PDSI durante periodos secos y húmedos se ordenan como sigue:
Valores de índice Categorías
>4 Condición húmeda extrema
3 – 3,99 Condición muy húmeda
2 – 2,99 Condición húmeda moderada
1 – 1,99 Condición húmeda suave
0,5 – 0,99 Condición húmeda incipiente
0,49 – -0,49 Condiciones normales
-0,5 – - 0,99 Sequía incipiente
-1 – -1,99 Sequía suave
-2 – -2,99 Sequía moderada
-3 – -3,99 Sequía severa
= -4 Sequía extrema

Fuente: Palmer (1965): Meteorological drought.
Indicador del Suministro de Aguas Superficiales (SWSI)

Este indicador fue desarrollado por Shafer y Dezman, en el año 1982, como un complemento del Indicador de Palmer, con el fin de evaluar las condiciones de humedad en el estado de Colorado. Fue diseñado para ser un indicador de las condiciones del agua superficial y se le describió como "dependiente del agua de montaña", en el que la masa de nieve de las montañas es un componente principal.
El SWSI requiere cuatro datos principalmente: la masa de nieve, el caudal de los ríos, la precipitación y el agua almacenada en los embalses. Debido a que depende de la temporada, el SWSI se computa durante el invierno sólo con la masa de nieve, las precipitaciones y las reservas de agua acumuladas. Durante los meses de verano, el caudal sustituye a la masa de nieve, como componente dentro de la ecuación del SWSI.
El procedimiento para determinar el SWSI de una cuenca en particular es el siguiente: se recogen y suman los datos mensuales de todas las estaciones pluviométricas, embalses y estaciones de aforo y de medida de la nieve de la cuenca.
Cada dato de la suma se normaliza utilizando un análisis de frecuencia recopilado de una serie de datos a largo plazo, y, en base a este análisis de frecuencias, se calcula para cada dato la probabilidad de que las sumas sucesivas del mismo no sean mayores que la suma actual, lo cual permite realizar comparaciones entre las probabilidades de unos y otros sumandos. Cada componente de la suma tiene un peso asignado, dependiendo de su forma de contribuir al agua superficial, dentro de esa cuenca, y estos elementos ponderados son sumados para determinar un valor de SWSI que represente a la cuenca entera. El valor de SWSI tiene su punto medio en el cero y oscila entre -4,2 y +4,2.
El SWSI se ha utilizado, junto con el Indicador de Palmer, para poner en marcha la activación y desactivación del Plan de Sequías en Colorado. Una de sus ventajas es que es sencillo de calcular y que ofrece una medida representativa de los recursos de aguas superficiales del estado.
Sin embargo, algunas de sus características limitan su aplicación, por el hecho de que el SWSI se calcula específicamente para cada cuenca o región y, por ello, es difícil comparar los valores del mismo entre unas y otras. Cualquier cambio o interrupción en las mediciones tomadas por cualquier estación de observación, o en la gestión del agua dentro de la cuenca, como puede ser la desviación del cauce o el establecimiento de nuevos embalses, significa que todo el cálculo del SWSI para esa cuenca tiene que ser realizado de nuevo, al objeto de tener en cuenta las nuevas distribuciones de frecuencia y/o los cambios en el peso de cada elemento de las sumas.
Los fenómenos extremos, si están fuera de las series históricas de datos, también suponen un problema, y el indicador tendrá que ser calculado de nuevo para incluir estos fenómenos dentro de la distribución de frecuencias de un elemento de la cuenca.

Indicador Normalizado de Precipitaciones (SPI)

Es un indicador basado en la probabilidad de lluvias, en cualquier período de tiempo. Fue desarrollado, en el año 1993, por McKee et al., para cuantificar el déficit de precipitaciones durante múltiples periodos de tiempo. Estos periodos reflejan el impacto de la sequía sobre la disponibilidad de los diferentes recursos hídricos. Las condiciones de humedad del suelo responden a las anomalías pluviométricas en un intervalo de tiempo relativamente corto, mientras que el agua subterránea, el caudal de los cursos superficiales y el agua embalsada reflejan tales anomalías a largo plazo, razón por la cual, originalmente, el SPI se calculaba para periodos de tiempo de 3, 6, 12, 24 y 48 meses.
El cálculo del SPI para cualquier lugar se basa en los registros de precipitaciones a largo plazo durante el periodo deseado. Este registro de datos a largo plazo se ajusta a una distribución de probabilidad que entonces se transforma en una distribución normal, de manera que el SPI medio, para el lugar y período deseado, sea cero. Los valores positivos o negativos del SPI indican que las precipitaciones son, respectivamente, mayores o menores que la media. Dado que el SPI está normalizado, los climas más húmedos y más secos se pueden representar de la misma forma y, con el uso de este indicador, también se puede hacer el seguimiento de los periodos húmedos. Los valores del SPI se clasifican como sigue:
Valores del SPI Interpretación
2,0 o superior humedad extrema
1,5 a 1,99 muy húmedo
1,0 a 1,49 humedad moderada
-0,99 a 0,99 casi normal
-1,0 a -1,49 moderadamente seco
-1,5 a -1,99 muy seco
-2,0 o por debajo sequedad extrema

Una sequía se produce siempre que el SPI sea permanentemente negativo y alcance una intensidad de -1,0, o menor; el fenómeno finaliza cuando el SPI se hace positivo. Cada fenómeno de sequía, por lo tanto, tiene una duración definida por su comienzo y su final, y una intensidad diferente para cada mes que dure el fenómeno. La magnitud de la sequía puede también ser la magnitud acumulada de la sequía, es decir, la suma de todos los valores positivos del SPI durante los meses que ésta dura.
Las ventajas de este indicador son: que el SPI se puede calcular para diferentes periodos de tiempo, que da una señal de alerta temprana de la sequía, que ayuda a valorar la intensidad de la misma y que es menos complejo que el Indicador de Palmer. La desventaja es que los valores del SPI se basan en unos datos previos, que pueden cambiar.

Indicador USBR de la Sequía (RDI)

Este indicador ha sido desarrollado recientemente por el Bureau of Reclamation norteamericano (USBR), como un instrumento para definir la intensidad y duración de las sequías, y para predecir su comienzo y su final.
Al igual que el SWSI, el RDI se calcula en el ámbito de una cuenca fluvial, e incorpora los grados de suministro de los componentes de las precipitaciones, la masa de nieve, el caudal de los ríos y el agua almacenada en los embalses.
El RDI se diferencia del SWSI en que incorpora un componente de demanda, basado en la temperatura y en una duración. Este indicador se puede adaptar a cualquier región concreta, y su mayor ventaja es su capacidad para tener en cuenta, tanto el factor clima, como el factor agua.
Los valores del RDI y sus calificaciones de severidad son los siguientes:
Sequía Calificación Humedad
De 0 a -1,5 normal a suave de 0 a 1,5
-1,5 a -4,0 moderada de 1,5 a 4,0
< -4 extrema >4,0
La ventaja del RDI es que, incluyendo un componente de temperatura, también tiene en cuenta la evaporación. Sin embargo, debido a que este indicador es único para cada cuenca, las comparaciones entre cuencas son limitadas.

Índice de la Humedad del Cultivo (IHC)

El indicador IHC utiliza un planteamiento meteorológico para hacer un seguimiento semanal de las condiciones de los cultivos. Fue diseñado para evaluar las condiciones de humedad a corto plazo en las principales regiones dedicadas a la producción agrícola.

Índice de Riesgo de Sequía (IRS)

Este índice se definió para poder determinar la severidad y duración de la sequía y para predecir el inicio y el final de este período.
El IRS está formado por cuatro componentes: precipitación media anual corregida en función de la temperatura media anual, estacionalidad pluviométrica, variabilidad y persistencia de la sequía.
El IRS es adaptable a cada región en particular y su principal fortaleza es la habilidad de tomar en cuenta tanto el clima como los factores de suministro de agua.
Índice de riesgo de sequía
4 o más Extremadamente húmedo
1.5 a 4 Moderadamente húmedo
0 a 1.5 Normal a ligeramente húmedo
0 a -1.5 Normal a ligeramente seco
-1.5 a 4 Moderadamente seco
-4 o menos Extremadamente seco

Índice de Severidad de la Sequía de Palmer - ISSP

Ha sido el índice de sequía más comúnmente usado en los Estados Unidos. Fue desarrollado para medir la intensidad, duración y extensión espacial de la sequía. Los valores del ISSP se derivan de las medidas de precipitación, temperatura del aire y humedad del suelo local, conjuntamente con valores anteriores de estas medidas. Los valores varían desde -6.0 (sequía extrema) a +6.0 (condiciones extremas de humedad), y han sido estandarizadas para facilitar comparaciones de región en región.
Este índice de sequía ha sido usado para evaluar el impacto de la sequía en la agricultura.
Valores de índice Categorías
>4 Condición húmeda extrema
3 – 3,99 Condición muy húmeda
2 – 2,99 Condición húmeda moderada
1 – 1,99 Condición húmeda suave
0,5 – 0,99 Condición húmeda incipiente
0,49 – -0,49 Condiciones normales
-0,5 – - 0,99 Sequía incipiente
-1 – -1,99 Sequía suave
-2 – -2,99
Sequía moderada
-3 – -3,99 Sequía severa
= -4 Sequía extrema

Índice de Suministro de Agua Superficial (ISAS)

El Índice de Suministro de Agua Superficial (ISAS), complementa al Índice de Palmer para condiciones de humedad. El Índice de Palmer es básicamente un algoritmo de humedad del suelo calibrado para regiones relativamente homogéneas. No está diseñado para grandes variaciones topográficas a través de una región y no considera la acumulación de nieve y su subsecuente escorrentía. El ISAS fue diseñado para ser un indicador de las condiciones de humedad de superficie, incluyendo la acumulación de nieve en la montaña.
El objetivo del ISAS es incorporar tanto las características hidrológicas como climatológicas en un solo índice parecido al Índice de Palmer y aplicarlo a la mayoría de las cuencas de los ríos. Los valores del ISAS están estandarizados para permitir la comparación entre cuencas. Cuatro variables son requeridas: acumulación de nieve, el flujo laminar, precipitación y reservorios de almacenaje. El ISAS es dependiente de la estación del año; por lo tanto es calculado en el invierno y toma en cuenta la nieve acumulada, precipitación y reservorios de almacenaje. Durante el verano el flujo laminar reemplaza la acumulación de nieve como un componente del ISAS (para esta época del año o para esta estación).

Índice Estándar de Precipitación (IEP)

El Índice Estándar de Precipitación (IEP) fue diseñado para mejorar la detección del comienzo de la sequía y para el monitorización de la misma.
El IEP es una medición de la sequía más simple que el Índice de Severidad de la Sequía de Palmer (ISSP) y se basa solamente en las probabilidades de ocurrencia de precipitación para un período dado. Una característica clave del IEP es la flexibilidad de medición de la sequía en distintas escalas temporales. Debido a que las sequías tienen una gran variación en la duración, es importante detectarlas y monitorizarlas en una variedad de escalas temporales. Las sequías de corto término son medidas por instrumentos meteorológicos y son definidas de acuerdo a la climatología regional específica. Las sequías de importancia para la agricultura resultan en déficits de la humedad del suelo y las sequías de tres a seis meses pueden causar un gran impacto. Las sequías más prolongadas (de meses a años) pueden tener impactos significativos sobre las reservas de agua superficial y subterránea.
Los valores de IEP se derivan comparando la precipitación acumulada total para una estación o región en particular durante un intervalo de tiempo específico con el promedio de la precipitación acumulada para ese mismo intervalo todo lo largo de lo que dure el registro climático.
Los valores varían desde 2.00 o más (extremadamente húmedo) a -2.00 o menos (extremadamente seco) con las condiciones casi normales en un rango de 0.99 a -0.99.
Los valores de clasificación para los valores IEP son:
Valores IEP Categoría de la sequía
2.00 o más Extremadamente húmedo
1.50 a 1.99 Muy húmedo
1.00 a 1.49 Moderadamente húmedo
-0.99 a 0.99 Casi normal
-1.00 a -1.49 Moderadamente seco
-1.50 a -1.99 Severamente seco
-2.00 o menos Extremadamente seco
Se define una sequía cuando el IEP es continuamente negativo y alcanza un valor de -1.00 o inferior, y continúa hasta que el IEP se torna positivo. La duración de la sequía es definida por el intervalo entre el comienzo y el final del período. La magnitud de la sequía se mide sumando los valores del IEP durante los meses de la sequía.

Índice USBR de la Sequía (RDI)

Este indicador ha sido desarrollado recientemente por el Bureau of Reclamation norteamericano (USBR), como un instrumento para definir la intensidad y duración de las sequías, y para predecir su comienzo y su final.
Al igual que el SWSI, el RDI se calcula en el ámbito de una cuenca fluvial, e incorpora los grados de suministro de los componentes de las precipitaciones, la masa de nieve, el caudal de los ríos y el agua almacenada en los embalses.
El RDI se diferencia del SWSI en que incorpora un componente de demanda, basado en la temperatura y en una duración. Este indicador se puede adaptar a cualquier región concreta, y su mayor ventaja es su capacidad para tener en cuenta, tanto el factor clima, como el factor agua.
Los valores del RDI y sus calificaciones de severidad son los siguientes:
Sequía Calificación Humedad
De 0 a -1,5 normal a suave de 0 a 1,5
-1,5 a -4,0 moderada de 1,5 a 4,0
< -4 extrema >4,0
La ventaja del RDI es que, incluyendo un componente de temperatura, también tiene en cuenta la evaporación. Sin embargo, debido a que este indicador es único para cada cuenca, las comparaciones entre cuencas son limitadas.

Índices de sequía

Para cuantificar la sequía se han desarrollado diferentes índices de sequía, cada uno con sus aciertos y desaciertos. Dos de los más comúnmente usados son el Índice de Severidad de la Sequía de Palmer (PDSI) y el Índice Estándar de Precipitación (SPI). Las condiciones de sequía son monitorizadas constantemente usando ésos y otros índices para proveer información actual sobre regiones afectadas por la sequía.

Intemperismo

Proceso de transformación y destrucción de los minerales y las rocas en la superficie de la Tierra, a poca profundidad, debido a la acción de agentes físicos, químicos y orgánicos.


Volver al inicio

Mitigación

Acciones a corto y largo plazo, programas o políticas implementadas con anterioridad a que se produzca la sequía, o en sus primeras fases, con el fin de reducir el grado de riesgo para las personas, las propiedades y la capacidad productiva.


Volver al inicio

Necesidades básicas

Volumen a asegurar en condiciones de Emergencia Fase 3 o Sequía o Escasez Extrema. Se obtiene de asignar a todas las unidades de consumo unas dotaciones mínimas a cada tipo de uso.

Nivel de riesgo de Emergencia por sequía

Volumen total de almacenamiento en los embalses superficiales del sistema que determina, al inicio de cada mes, el comienzo de un escenario de riesgo de sequía operacional. También se puede denominar Nivel de riesgo de escasez.


Volver al inicio

Peligroso

Un acontecimiento amenazador (en este caso una sequía, una reducción del recurso agua, o un incremento de la demanda de ésta) que hace que el recurso disponible sea insuficiente para satisfacer la demanda.

Pérdidas aparentes

Volúmenes de agua no contabilizados debido a todos los tipos de imprecisiones en los aparatos de medida, los consumos incontrolados, las posibles conexiones fraudulentas y usos de operación y procesos en redes de distribución.

Pérdidas reales

Volumen de agua perdida físicamente de forma incontrolada en las conducciones o depósitos debido a fisuras, roturas o reboses. Incluye las pérdidas en las redes de distribución, excluyendo las conducciones privadas.

Plan de contingencia de la sequía

Es un documento que identifica las acciones específicas que se pueden adoptar antes, durante y después de la sequía, con el fin de mitigar algunos de los impactos negativos y de los conflictos que ocasiona. Estas acciones son frecuentemente puestas en marcha mediante un sistema de seguimiento.

Porcentaje de la Precipitación Normal (PPN)

El Porcentaje de la Precipitación Normal (PPN) se refiere a la relación que existe entre la precipitación acumulada en un periodo de tiempo determinado y la precipitación media anual para una región, y se expresa de manera porcentual. La precipitación media anual histórica se conoce como precipitación normal y se obtiene a partir del valor promedio de las precipitaciones anuales ocurridas en un periodo no menor de 30 años.
Los valores porcentuales estimados para cada año indican el déficit (valores negativos) y el excedente (valores positivos) en la precipitación anual ocurrida. Por su parte, valores porcentuales próximos a cero corresponden a valores cercanos al promedio histórico.
Clasificación de la sequía de acuerdo a valores del PPN:
Categoría de sequía Rango de valores porcentuales
Ligera -20.0% a -30%
Moderada -30,1% a -40%
Fuerte -40,1% a -49%
Aguda -49,1% a -59%
Intensa -59%<

Potencial Agro-Hidrológico (AHP)

Este indicador marca la demanda de agua como la capacidad de una zona determinada de satisfacer las necesidades de un cultivo concreto, que exista en ella, mediante el cociente entre el agua consumida (Vf) y la requerida (Vi).
En otras palabras, el Potencial Agro-Hidrológico es la relación entre la evapotranspiración real de un cultivo (Etreal), y la evapotranspiración óptima del mismo (Etoptima). Según Petrasovits, 1984, este indicador puede mostrar, hasta qué punto y durante cuánto tiempo, es un terreno capaz de satisfacer la demanda de agua del cultivo que lo ocupa; este indicador también es útil para expresar la frecuencia de las sequías y de los diferentes grados de escasez de agua. Explicaciones más detalladas sobre este indicador se pueden encontrar en la publicación de Palfai et al., 1995.
Los valores numéricos del AHP están comprendidos entre 0 y 1. De acuerdo con las investigaciones húngaras tales valores son:
si AHP = 1,0 - 0,8 la escasez de agua del cultivo es sólo teórica, porque a las plantas se les suministra agua de forma continua e ilimitada.
si AHP = 0,8 - 0,5 la capacidad para satisfacer la demanda de agua de la zona sigue siendo continua, pero se va restringiendo progresivamente.
si AHP = 0,5 - 0,3 la escasez de agua empieza a ser alta, el suministro de agua a las plantas es periódico y restrictivo, y, como consecuencia, aparecen síntomas de estrés hídrico.
si AHP = menor que 0,3 se produce un gran estrés hídrico, que causa considerables pérdidas de biomasa y, si esta situación se prolonga, también causa la muerte de la planta.
Para expresar la severidad (o intensidad) de la sequía pareció bueno determinar el número de días con estrés hídrico, es decir, el número de días en los que los valores del AHP estaban por debajo de 0,5 (lo que significa que las plantas disponían de menos de la mitad del agua que necesitaban).
El término "estrés hídrico" indica la tensión fisiológica que se produce en la planta como consecuencia de una falta - o exceso - de agua, que causa en ella daños vegetativos o degenerativos, y reduce su cosecha. Cuantos más días dure la situación de estrés hídrico más severa será la sequía para las masas de cultivo, o para toda una zona.
Con la ayuda de este método se puede hacer el diagnóstico de la sequía de una parcela agrícola dada, o de una zona, y, mediante el cálculo de los datos de frecuencia, se puede calcular el grado de sensibilidad frente a la sequía de toda clase de plantas o de parcelas cultivadas, lo cual puede servir de base para determinar una estrategia ante la sequía.
Para cada parcela (área), o para cada cultivo, se puede calcular a relación que existe entre los valores del AHP y los rendimientos potenciales de una determinada especie vegetal, y mediante estos resultados se puede expresar la intensidad del efecto de la sequía.

Preparación

Es el conjunto de acciones previas a la catástrofe, diseñadas para incrementar el nivel de alerta o mejorar las capacidades operativas para responder a una emergencia de sequía. La preparación es una acción de mitigación.

Propiedades

Cada una de las unidades independientes de consumo catalogadas como actividad comercial, industrial, domiciliaria o de otros usos, con contrato directo con el Canal de Isabel II o como parte de un contrato general de un edificio o comunidad.


Volver al inicio

Recursos complementarios

Son aquellos cuya incorporación al sistema de suministro requiere de unos costes de operación notablemente superiores a los ordinarios.

Recursos de utilización extraordinaria o de emergencia.

Son los volúmenes previstos de incorporación factible en situaciones de sequía extrema para complementar las disponibilidades normales.

Recursos reciclados

Son los volúmenes procedentes de un uso previo, dentro del ámbito de suministro del sistema de abastecimiento, con los tratamientos adecuados al fin que se destinen y empleados para satisfacer demandas dentro del propio ámbito, que se satisfarían en condiciones tradicionales mediante las infraestructuras de suministro de agua potable. Incluye agua residual regenerada y aguas grises pero no incluye agua de lluvia captada en las propiedades particulares ni la captada en sistemas generales y regenerada.

Reglas de operación

Conjunto de pautas de carácter general de operación de las fuentes de recursos de un sistema de abastecimiento y de sus demandas y condicionantes ambientales.

Reservas estratégicas

Volúmenes de recursos, cuyo uso estará restringido para la resolución de escenarios de riesgo de escasez o para la prevención de incurrir en el corto plazo en dichos escenarios.

Respuesta

Acciones emprendidas inmediatamente antes, durante o justamente después de la sequía para reducir los impactos y mejorar la recuperación. Las medidas de respuesta son una parte importante de la preparación para la sequía, pero sólo deben ser una parte de una estrategia más amplia de mitigación.

Riesgo

Los efectos adversos potenciales de la sequía como resultado, tanto de la frecuencia como de la intensidad del peligro y de la vulnerabilidad correspondiente.

Riesgo aceptable

Es un nivel de vulnerabilidad que se considera ser un factor de equilibrio "aceptable", como es el coste, la equidad, la aportación pública, y la probabilidad de sequía.


Volver al inicio

Sequedad

Es un déficit hidrometeorológico de agua en una zona geológica, social y ecológica determinada. Es una falta de agua que, de forma permanente, difiere significativamente del valor medio de agua propio de una determinada región, y que, en gran medida, reduce o agota la productividad de los seres vivos y de la sociedad que existe la zona.
Ver Aridez.

Sequía

Período de tiempo durante el cual hay un déficit de agua tal que llega a afectar las actividades humanas.
Es un deficit de precipitaciones sobre las esperadas o "normales" que, cuando se prolonga durante toda la temporada o más tiempo, es insuficiente para satisfacer las demandas de agua, lo cual puede ocasionar impactos económicos, sociales y medioambientales. La sequía debería considerarse como una característica repetitiva del clima y es una condición, más relativa que absoluta, que debería ser definida para cada región y para cada grupo de organismos vivos. Todas las sequías difieren entre si en intensidad, duración y extensión en el espacio geográfico. Ausencia prolongada o escasez acusada de precipitación.
Desde el punto de vista de la agricultura, la sequía es una escasez permanente y considerable de agua en una determinada zona de terreno cultivado, o en una zona forestal, lo que, en gran medida, limita el proceso de vida de las plantas. Una sequía no se puede interpretar como tal, sin tener en cuenta las plantas, porque cada especie vegetal responde de manera distinta ante el mismo grado de falta de agua.

Sequía agrológica

Aquella que corresponde a un régimen de precipitaciones inferiores a las necesidades vegetativas de las plantas y cultivos del ámbito considerado.

Sequía extrema

En el contexto de los sistemas de abastecimiento se utiliza este término como simplificación de Sequía hidrológica extrema. Periodo con aportaciones anuales (hidrológicas) muy bajas, inferiores a los de sequía grave. Se cuantificarán preferiblemente como referencia a la sucesión de periodos extremos registrados.

Sequía grave

En el contexto de los sistemas de abastecimiento se utiliza este término como simplificación de Sequía hidrológica grave. Periodo con aportaciones anuales (hidrológicas) inferiores a cualquiera de los registros históricos de la duración considerada. Se cuantificarán preferiblemente como referencia a la sucesión de periodos extremos registrados.

Sequía hidrológica

Período de clima anormalmente seco lo suficientemente prolongado para ocasionar una disminución apreciable en el caudal de los ríos, nivel de los lagos y/o un agotamiento de la humedad del suelo y un descenso en los niveles de aguas subterráneas por debajo de sus valores normales.
La secuencia meteorológica que ocasiona regímenes de caudales, en los puntos de la trama hidrológica (cauces y acuíferos) inferiores a la normalidad.

Sequía meteorológica

Periodo prolongado de precipitaciones inferiores a lo normal. Corresponde a valores de precipitación en un intervalo temporal determinado (generalmente anual) con una probabilidad determinada de ocurrencia.

Sequía operacional

Situación de un sistema de suministro en la que se establecen medidas con alguna incidencia, afección o coste a los usuarios del servicio prestado por el sistema. Esta definición es independiente de las causas que determinan las circunstancias desencadenantes del inicio de la misma.

Sequía severa

En el contexto de los sistemas de abastecimiento se utiliza este término como simplificación de Sequía hidrológica severa. Periodo con aportaciones anuales (hidrológicas) bajas pero dentro del contexto registrado históricamente.

Sequía socio-económica

Incorpora caracteristicas de las sequías meteorológicas, hidrológicas y agrometeorológicas para relacionarlas con su impacto y consecuencias en las actividades humanas.

Sistema de abastecimiento

Conjunto de infraestructuras que hacen posible la satisfacción de las demandas de agua de una zona o conjunto de zonas de consumo.


Volver al inicio

Temperatura

Es la condición que determina la transmisión del calor de un cuerpo a otro: del más caliente al más frío.

Tipos de sequía

Se distinguen diferentes tipos de sequía: meteorológica, hidrológica, agrícola y socioeconómica. De estos tipos de sequía, los dos primeros describen fenómenos físicos, mientras que el tercero describe el impacto de los dos primeros en la producción agrícola.
Sequía meteorológica: Desde el punto de vista meteorológico, la sequía puede definirse como una condición anormal y recurrente del clima que ocurre en todas las regiones climáticas de la Tierra. Este fenómeno se caracteriza por una marcada reducción de la cantidad de precipitación que se presenta en una zona, y puede producir serios desbalances hidrológicos. Describe una situación en la cual hay una disminución en la caída de lluvias durante un periodo específico por debajo de una cantidad específica. Su definición sólo comprende datos de precipitación.
Sequía hidrológica: En términos hidrológicos, se habla de sequía cuando se presenta una precipitación menor a la media estacional en escala regional, lo que se traduce en un nivel de aprovisionamiento anormal de los cursos de agua y de los reservorios de agua superficial o subterránea. Es decir, existe una disminución de los recursos acuáticos por debajo de un nivel determinado durante un periodo dado de tiempo. Su definición incorpora datos de disponibilidad y tasas de consumo basadas en el suministro normal del sistema (uso doméstico, industrial y agricultura de riego).
Sequía agrícola: En el sector agrícola, la sequía se refiere al déficit marcado y permanente de lluvia que reduce significativamente la producción agrícola con relación a la normal o los valores esperados para una región dada. La sequía agrícola es el impacto que las sequías meteorológica y/o hidrológica tienen en el rendimiento de los cultivos. Estos últimos requieren de condiciones particulares de temperatura, humedad y nutrientes durante su crecimiento para que puedan alcanzar su máximo desarrollo. Si la disponibilidad de humedad es menor que la cantidad requerida durante el ciclo de crecimiento, entonces éste se verá afectado y la producción se reducirá. Sin embargo, las sequías pueden causar diversos impactos en los diferentes cultivos.
Para algunos especialistas, el déficit de humedad en el suelo, que está ligado a los efectos sobre la producción vegetal -agricultura y pastizales en ganadería-, es frecuentemente denominado sequía edáfica.
Sequía socioeconómica: La sequía en el sector socio-económico ocurre cuando las lluvias son insuficientes y tienen un efecto significativo sobre las comunidades y su economía (energía hidroeléctrica, aprovisionamiento en agua potable, en la industria, etc.).
Por otra parte, Ramírez y Brenes (2001) definen la sequía como un desastre natural lento que no presenta trayectorias definidas y tiende a extenderse de manera irregular a través del tiempo y el espacio. La severidad de una sequía depende no solamente del grado de reducción de la lluvia, de su duración o de su extensión geográfica, sino también de las demandas del recurso hídrico para la permanencia de los sistemas naturales y para el desarrollo de las actividades humanas, razón por la cual es posible expresar el grado de severidad de la sequía en términos de sus impactos sociales y económicos.


Volver al inicio

Valoración de la vulnerabilidad

Proporciona un marco para identificar o predecir las causas fundamentales de los impactos relacionados con la sequía. La sequía puede ser sólo un factor que, unido a otras condiciones adversas de carácter social, económico o medioambiental, genera vulnerabilidad.

Valoración del impacto de la sequía

Proceso de observación de la magnitud y distribución de los efectos de la sequía.

Vulnerabilidad

Características de la población, de sus actividades, o el medio ambiente, que son susceptibles de padecer los efectos de la sequía. El grado de vulnerabilidad depende de las características medioambientales y sociales de la región y se mide por la capacidad para anticiparse, hacer frente, resistir y recuperarse de la sequía.


Volver al inicio

Zona de consumo

Cada uno de los ámbitos de suministro en que se subdivide un sistema de abastecimiento, en los que generalmente se conoce la cuantía de los volúmenes mensuales consumidos.


Volver al inicio

A D V E R T E N C I A

Este glosario de términos es una recopilación razonada de aquellos términos de uso corriente. Se ha confeccionado a partir de otros trabajos y no tiene, ni pretende tener, carácter de diccionario, en tanto no hay aquí ese tipo de elaboración, cuyo resultado excede la mera recopilación, aunque ésta también tenga su mérito.
Este material ha sido reunido con un propósito exclusivamente de informar a los colaboradores de la REMER, a fin de acercarlos a las necesarias precisiones que requiere toda disciplina científica.
Muchos de los conceptos aparecerán en más de una sección, debido a que tienen uso y pertinencia en más de un ámbito.
Puede contener algunos errores que esperamos corregir también con la ayuda de nuestros lectores, para lo cual pueden utilizar el formulario de comunicación con nosotros.


 VADEMECUM REMER
 Glosarios

¿Ud. tiene un término y/o definición que no está incluído aquí?
¿No está de acuerdo con alguna de nuestras definiciones?

Utilice el siguiente formulario y comuníquese con nosotros!
Término

Descripción

Sinónimo

Comentarios

E-mail

  

arriba

  Red Radio de Emergencia - R E M E R -

DGPCE