abajo arriba
 VADEMECUM  REMER
 Terremotos y maremotos

Constitución interna de la Tierra
Los terremotos o movimientos telúricos
Tectónica de placas
Como se produce un terremoto
Tipos de terremotos
La magnitud
La intensidad
Escala de intensidad de terremotos M.S.K.
       Clasificación de la Escala
       Escala de intensidades M.S.K.

Escala de intensidad macrosísmica EMS-98
Escala Mercalli modificada
Escala de intensidad sísmica de GEOFIAN o Medvedev
Escala de intensidad sísmica JMA
Escala de intensidad sísmica Rossi-Forel 1883
Maremotos o tsunamis
Escalas de intensidad de maremotos o tsunamis
Efectos sobre la vida y los bienes
Catálogo de Tsunamis en las costas españolas


Constitución interna de la Tierra 

    El conocimiento actual acerca del interior de la Tierra es resultado de numerosos estudios científicos, en su mayoría basados en la propagación de las ondas sísmicas a través del propio material terrestre. De esta manera ha sido posible determinar su composición y dividirla en varias capas concéntricas; del exterior al interior, son: corteza, manto, núcleo externo y núcleo interno.

    Para el estudio de la actividad sísmica, es de particular importancia la cubierta rígida de nuestro planeta, constituida por la corteza y la parte superior del manto. A esta cubierta se le denomina litosfera y el promedio de su espesor es de 100 km.

Corteza

    Se inicia en la superficie y llega hasta una profundidad promedio de 35 km. En algunas zonas continentales como las cadenas montañosas, puede ser mayor; en otras, bajo los océanos, su espesor es menor: unos 10 km. La corteza es completamente sólida y fracturable.

Manto

    Comprende desde la parte inferior de la corteza hasta aproximadamente 2900 km de profundidad. Debido a las condiciones de temperatura y presión imperantes en el material de esta capa, su estado físico oscila entre sólido y plástico.

Núcleo externo

    Su espesor es de unos 2300 km, comprendidos entre los 2900 y los 5200 km de profundidad. Con base a los datos sismológicos se ha podido inferir que es líquido. Esto se puede deber a condiciones de temperatura muy elevada.

Núcleo interno

    Éste es el centro de la Tierra y su diámetro es de 2340 km aproximadamente. Según se ha calculado, se encuentra en estado sólido.

Los terremotos o movimientos telúricos 

    Los terremotos son simplemente temblores de la corteza terrestre, producidos por una brusca liberación de energía mecánica en la zona superficial del interior de la Tierra y se deben a una acumulación previa de energía en el medio, generalmente por deformación elástica.

    Por lo tanto un movimiento sísmico es un movimiento vibratorio producido por la pérdida de estabilidad de masas de corteza. Cuando el movimiento llega a la superficie y se propaga por ésta le denominamos terremoto.

   Esta súbita liberación de energía se propaga en forma de ondas sísmicas, provocando una serie de movimientos vibratorios en el terreno.

   El movimiento sísmico se propaga concéntricamente y de forma tridimensional a partir de un punto en la Corteza profunda o Manto superficial (en general, en la Litosfera) en el que se pierde el equilibrio de masas. A este punto se le denomina hipocentro.

   Cuando las ondas procedentes del hipocentro llegan a la superficie terrestre se convierten en bidimensionales y se propagan en forma concéntrica a partir del primer punto de contacto con ella., Este punto llama epicentro.

   Las ondas sísmicas son similares a las ondas sonoras y, según sus características de propagación, las clasificamos en:

Ondas "p" o primarias: llamadas así por ser las más rápidas y, por tanto, las primeras que se registran en los sismógrafos. Son ondas de tipo longitudinal, es decir, las partículas rocosas vibran en la dirección de avance de la onda. Se producen a partir del hipocentro y se propagan por medios sólidos y líquidos en las tres direcciones del espacio.
Ondas "s" o secundarias: algo más lentas. Son ondas de tipo transversal, es decir, la vibración de las partículas es perpendicular al avance de la onda. También se producen a partir del hipocentro y se propagan en forma tridimensional, pero únicamente a través de medios sólidos.
Ondas "L" o largas: se propagan sólo por la superficie, por lo que también se les llama ondas superficiales. Se propagan a partir del epicentro. Éstas son las verdaderas causantes de los terremotos.

   El volumen de roca que se fractura se denomina fuente sísmica. Por simplificación de la fuente se asimila a un punto denominado hipocentro o foco, y al punto de la superficie situado justamente encima del foco se denomina epicentro.

   Se ha podido comprobar que el interior del globo terráqueo está formado por distintas capas de materiales, cuya densidad se incrementa a medida que se avanza hacia el núcleo central.

   La capa más exterior, denominada también corteza terrestre, tiene un grosor de tan solo 40 km, que se reducen a 10 km en el fondo de los océanos.

   Bajo esta capa se encuentran una decena de capas de corteza semi-rígidas y muy inestables, que alcanzan una profundidad aproximada de 1.200 km. Esta capa inestable recibe el nombre de Litosfera, que significa esfera de piedra.

   Por debajo de la litosfera hay otra capa, de unos 700 km llamada Astenosfera - que significa esfera débil - formada por material parcialmente fundido.

   Se puede afirmar que la litosfera flota sobre la astenosfera, como una barca sobre la superficie de un lago y, como ésta, se desplaza, sube o baja, en función de su peso.

   Después de esta capa, se encuentra el manto inferior, formado por material rocoso, que llega a una profundidad aproximada de 2.900 km.

   Hay luego un núcleo externo, líquido, de un grosor aproximado de 1.700 km y, por último, un núcleo sólido, de hierro y níquel, que constituye el centro de la tierra.

   Este núcleo tiene un diámetro aproximado de 2.400 km, es decir algo inferior a la Luna, cuyo diámetro es de 3.400 km.

   La corteza terrestre al enfriarse, se ha arrugado y, de esta forma, se originaron grandes montañas y depresiones, que luego se convirtieron en mares y océanos.

   Como la litosfera flota sobre la astenosfera, no ha de resultar extraño que se hable de la deriva de los continentes; tampoco debe sorprender la teoría que afirma que todos los continentes proceden de una única masa originaria de tierras emergidas, denominada Pangea y que existió aproximadamente hace unos 200 millones de años.

   Con el tiempo, en dicha Pangea se produjeron fracturas, causadas por grandes terremotos y, en consecuencia, se fueron separando de ella unos bloques enormes que dieron origen a los continentes.

   Todavía ahora estos enormes bloques se desplazan como si fueran barcos a la deriva. Por ejemplo, Arabia se va alejando lentamente de Africa y, dentro de algunos millones de años, el Mar Rojo será más grande que el Océano Indico; Italia, empujada por Africa, se desplaza hacia Yugoslavia y los Alpes y los Apeninos son cadenas montañosas que, en el pasado, se formaron debido a esta misma presión.

   Sea como fuere, estos movimientos son muy lentos e imperceptibles, pero lo que si es seguro es que, dentro de millones de años, la fisonomía de la Tierra será muy distinta a la actual.

arriba

Tectónica de placas 

   La idea de que los actuales continentes estuvieron unidos, que se rompieron y continuaron moviéndose ¡aún hoy día! no se aceptó plenamente hasta bien entrado el siglo XX, cuando se estableció la teoría de la Tectónica de Placas. En términos geológicos, una placa es una plancha rígida de roca sólida que conforma la superficie de la Tierra, es decir, la litósfera, una capa formada por la Corteza y el Manto Superior.

   Esta teoría explica los procesos de formación, destrucción y movimiento lateral de la Litosfera. La Litosfera, a su vez, está dividida por placas rígidas, juntas como piezas de un rompecabezas, que se mueven independientemente y que descansan sobre una capa de roca caliente y flexible, llamada Aestenosfera. Como consecuencia del calor interno de la Tierra, la roca fundida (magma) de la aestenosfera tiene la capacidad de desplazarse o fluir lentamente desde la parte más interna y caliente del interior de la Tierra hacia la zonas externas más frías, generando un movimiento continuo y en forma circular denominado corrientes de convección, que empujan y quiebran las placas formando nueva corteza.

   El proceso de formación de nueva corteza ocurre con más frecuencia en el fondo de los océanos, donde el manto está más cercano. Por allí el magma es empujado hacia arriba y al alcanzar el fondo marino, como lava, el agua del mar enfría y consolida el material creando nueva corteza que se asemeja a cordilleras en el fondo de los océanos (las llamadas dorsales oceánicas). Para hacer espacio a esta adición continua de nueva corteza, las placas de ambos lados de la cordillera se van separando, arrastrando con ellas los continentes (deriva continental). El movimiento de las placas alcanza entre 1 y 10 cm al año.

   Pero como la Tierra no crece, el hecho de formarse nueva corteza implica que al mismo tiempo cierta corteza vieja se está destruyendo. En efecto, la Corteza antigua está siendo continuamente destruida o consumida en las llamadas fosas o trincheras oceánicas, donde los bordes de las placas oceánicas se introducen por debajo del borde de otra placa, generalmente de naturaleza continental, regresando de ese modo la corteza antigua al Manto. Este proceso es conocido como Subducción.

   La fosa oceánica más profunda conocida es la de Filipinas, que alcanza los 11,5 km de profundidad y tiene una extensión de 1.200 km de largo

   En resumen, las placas tectónicas son grandes fragmentos de la litosfera que se mueven continuamente, a la deriva, unas respecto de otras. Este movimiento relativo es la causa principal de la formación de las cadenas montañosas, los valles y otros fenómenos topográficos, proceso conocido como tectonismo. Se pueden distinguir ocho grandes placas principales y unas dos docenas de placas menores. Las placas principales son: Africana, Antártida, Euroasiática, Indo-australiana, Nazca, Norteamericana, Pacífica y Suramericana. Algunas de las más pequeñas son: Anatolia, Arábiga, Caribeña, Los Cocos, Filipinas y Somalí.


Dirección y sentido del movimiento de las Placas Tectónicas de la Tierra

arriba

Como se produce un terremoto 

   Nuestro planeta esta en constante movimiento, en una dinámica interna que deja sentir sus efectos en la corteza terrestre. En el mismo centro, la presión acumulada es de unos 3.500.000 kg/cm2 y la temperatura alcanza los 4.000ºC.

   Casi todos los terremotos se originan en fracturas de la roca sólida de la corteza terrestre en las zonas sísmicas. Tales fracturas, llamadas fallas, ocurren al aumentar las tensiones del interior de la tierra hasta el punto de que la corteza no las puede soportar. Las causas de un terremoto son, pues tectónicas por el desplazamiento de una superficie rocosa sobre otra. Estas plataformas o placas, de unos 100 km de grosor, se mueven de 2 a 20 cm por año. Se pueden producir dos fenómenos distintos: la clásica "arruga", como sucede en Los Andes con la superposición de la corteza oceánica sobre la continental, o la colisión entre dos grandes bloques móviles.

   Una parte muy pequeña de los seismos se debe al desplome de espacios subterráneos huecos bajo la presión de capas superiores; el 7% son de origen volcánico, y el 90% restante de origen tectónico, es decir desequilibrios de tensiones internas que producen dislocaciones del subsuelo. Estos desequilibrios pueden mantenerse incluso durante milenios. Pero llega un momento en que determinada zona no puede "aguantar más", y entonces trata súbitamente de buscar una nueva posición de equilibrio: es el terremoto, como se observa en la falla de la parte derecha del dibujo.

   Los terremotos pueden ser medidos en función de la cantidad de energía liberada (Magnitud) y/o mediante el grado de destrucción que ellos causan en el área afectada (Intensidad).

   La Magnitud y la Intensidad son dos medidas diferentes de un terremoto, aunque suelen ser confundidas por el público. Parte de esta confusión, probablemente se debe a la similitud en las escalas usadas para expresar estos parámetros.

arriba

Tipos de terremotos 

   Aunque la mayor parte de los movimientos sísmicos, los que podríamos llamar seísmos verdaderos, se producen por causas tectónicas, algunos de ellos se pueden producir por otras.

Microsismos: pequeñas vibraciones en la Corteza terrestre provocadas por causas diversas. Entre las más frecuentes se encuentran grandes tormentas, hundimiento de cavernas, desplomes de rocas, etc.

Sismos volcánicos: a veces los fenómenos volcánicos pueden generar movimientos sísmicos. Tal es el caso del hundimiento de calderas volcánicas, destape de las chimeneas en una erupción u otras.

Sismos tectónicos: son los verdadero movimientos sísmicos y los de mayor intensidad. Generalmente asociados a fracturas (fallas). Se producen por:

- Dislocación de materiales y formación de fallas.
- Movilización de fallas preexistentes.
- A veces, incluso, se pueden producir ambos casos asociados, es decir se mueve una falla preexistente y se forman fallas asociadas a ella en dicho movimiento ("fallas conjugadas").

arriba

La Magnitud 

   Es un parámetro que mide la cantidad de energía liberada por el terremoto en forma de ondas sísmicas.

   El japonés Wadati, en el año 1931, ideó una escala de magnitudes, pero en el año 1.935, Richter desarrolla una escala para medir el tamaño relativo de los sismos. La escala de magnitud no tiene límites ni inferior ni superior, aunque no se han observado nunca terremotos de magnitud superior a 9.

   La magnitud está asociada a una función logarítmica calculada a partir de la amplitud de la señal registrada por el sismógrafo (ML, Ms, mb) o a partir de su duración (MD) sobre el sismograma.

   El valor de la magnitud de referencia es denominado magnitud cero y corresponde a la amplitud máxima de la traza de un terremoto registrado en el tambor de un sismógrafo de torsión horizontal de tipo Wood Anderson (WA), con un periodo de oscilación de 0.8 segundos y amplificación de 2800, localizado a una distancia de 100 km. Esta amplitud máxima es equivalente a una micra y corresponde a un terremoto de magnitud 3.

   El cálculo de la magnitud de un terremoto debe ser corregida dependiendo del tipo de sismógrafo utilizado, distancia epicentral, profundidad del foco y además del tipo de suelo donde está ubicada la estación de registro. Esta escala por su naturaleza, permite obtener medidas negativas del tamaño de un terremoto y en principio no tiene límites para medir magnitudes grandes. En realidad, su valor mínimo dependerá de la sensibilidad del sismógrafo y su valor máximo de la longitud máxima de la falla susceptible a romperse de un solo golpe.

   Existen diferentes escalas de magnitud que dependen del tipo de onda sísmica que se utiliza para medir el tamaño del terremoto, siendo las más importantes las siguientes:

   Magnitud local (ML). La definición de ML es realizada en función del registro de un terremoto en un sismógrafo del tipo WA,

   donde A y Ao representan a las amplitudes máximas de un terremoto registrado a una distancia para el terremoto de magnitud ML y magnitud cero. Para una estación diferente a WA y para una región en particular, se debe realizar la corrección en distancia contenida en el término Ao antes de establecer una correspondencia entre el sismógrafo utilizado y el WA.

   Magnitud de ondas superficiales (Ms). Magnitud válida para terremotos con foco superficial en donde la amplitud máxima debe ser medida en el modo fundamental de la onda Rayleigh con periodo (T) entre 18 – 22 segundos. Las correcciones deben considerar la distancia epicentral y la profundidad del foco del terremoto.

   La relación utilizada frecuentemente es:

   donde A es la amplitud del desplazamiento del suelo en micras y la distancia epicentral en grados. La formula anterior es válida para distancias comprendidas entre 20°< <90° y para terremotos con focos localizados a profundidades menores a 70 km.

   Magnitud de ondas de volumen (mb). Magnitud calculada a partir de la relación (A/T) de la componente vertical para una onda P. Esta magnitud es válida para terremotos ocurridos a diferentes profundidades y a distancias comprendidas entre 5° y 90°. La relación que permite calcular mb es conocida como la formula de Gutenberg,

   donde A es la amplitud de la señal sísmica medida sobre la componente vertical de un registro de periodo corto (micras), T el periodo (s) y Q expresada en función de la distancia epicentral (

   Magnitud de duración (MD).- Magnitud válida para sismos de magnitud menor a 5 ocurridos a distancias menores a 200 km. Esta magnitud se basa en medir la duración de la señal del registro del terremoto (t) después del arribo de la onda P hasta cuando la amplitud de la señal se confunde con el ruido de fondo. Esta magnitud es definida con la siguiente relación:

   donde, t es la duración del registro del terremoto en segundos, la distrancia epicentral en km; a, b, c y d son constantes determinadas para cada estación.

arriba

La Intensidad 

   Nos indica el efecto de las sacudidas en cada uno de los lugares afectados por el terremoto.

   La intensidad es un parámetro que se mide de forma cualitativa a través de la reacción de las personas, el grado de destrozos en las construcciones y las perturbaciones provocadas en el terreno (grietas, deslizamientos, etc.)

   La escala de intensidades utilizada en Europa es la E.M.S.. Está dividida en doce grados. Los destrozos empiezan a ser importantes a partir del grado VII.

   A continuación, presentamos un plano de zonas sísmicas de España, donde se advierten, claramente, tres zonas. La primera hasta grado VII es de sismicidad ligera; la zona siguiente es de sismicidad apreciable o moderada y exige la aplicación de las prescripciones sismoresistentes de acuerdo con el grado de intensidad probable. La zona, cuyo límite inferior es el grado de intensidad IX, es de sismicidad acusada o peligrosa, y se requieren datos sísmicos detallados para las obras de alguna importancia.


Mapa de peligrosidad sísmica en España
Periodo de retorno 100 años


Mapa de las zonas sísmicas del mundo

arriba

Escala de intensidad de terremotos M.S.K. 

  Clasificación de la escala

   En la mayoría de los países de Europa, la escala sísmica utilizada es la M.S.K propuesta en 1964 por S. V. Medvedev, W. Sponheuer y V. Karnik en colaboración con un grupo de trabajo constituido por la XIII Asamblea General de la U.G.G.I (Berkeley, 1963). En España se utilizó como escala oficial y está publicada en la Norma Sismorresistente de 1974, (B.O.E 21-9-1974, decreto 3209/1974), derogada por la Norma de Construcción Sismorresistente: Parte General y Edificación (NCSE-94; B.O.E  8-2-1995) y en la actualidad ha sido sustituida por la nueva Norma de Construcción Sismorresistente; Parte General y Edificación NCSE-02 (aprobada por el r.d. 997/2002 de 27 de septiembre de 2002 B.O.E 244 de 11-10-2002).

Efectos que definen los grados de intensidad MSK
a) Los fenómenos sentidos por las personas y percibidos en su medio ambiente.
b) Los daños producidos en las construcciones segun sus diversos tipos.
c) Los cambios advertidos en la naturaleza.
Tipos de construcción

Tipo A: Con muros de mampostería en seco o con barro, de adobes, de tapial.
Tipo B: Con muros de fabrica de labrillo, de bloques de mortero, de mampostería con mortero, de sillarejo, de sillería, entramados de madera.
Tipo C: Con estructura metálica o de hormigón armado.

Términos de cantidad

Los términos de cantidad utilizados en la definición de los grados de intensidad corresponden aproximadamente a los siguientes porcentajes:

Algunos................ 5%
Muchos............... 50%
La mayoría..........75%
Clasificación de los daños en las construcciones

Clase 1 - Daños ligeros: Fisuras en los revestimientos, caida de pequeños trozos de revestimiento.
Clase 2 - Daños moderados: Fisuras en los muros, caida de grandes trozos de revestimiento, caida de tejas, caida de pretiles, grietas en las chimeneas e incluso derrumbamientos parciales en las mismas.
Clase 3 - Daños graves: Grietas en los muros, caida de chimeneas de fábrica o de otros elementos exteriores.
Clase 4 - Destrucción: Brechas en los muros resistentes, derrumbamiento parcial, perdida del enlace entre distintas partes de la construcción, destrucción de tabiques y muros de cerramiento.
Clase 5 - Colapso: Ruina completa de la construcción.


  Escala de intensidades M.S.K.

Grado Descripción del daño
I. No advertido

La sacudida no es percibida por los sentidos humanos, siendo detectada y registrada solamente por los sismógrafos.

II. Escasamente advertido (muy ligero)

La sacudida es perceptible solamente por algunas personas en reposo, en particular en los pisos superiores de los edificios.

III. Advertido parcial o inseguramente

La sacudida es percibida por algunas personas en el interior de los edificios y sólo en circunstancias muy favorables en el exterior de los mismos. La vibración percibida es semejante a la causada por el paso de un camión ligero. Observadores muy atentos pueden notar ligeros balanceos de objetos colgados, más acentuados en los pisos altos de los edificios.

IV. Observado claramente

El sismo es percibido por muchas personas en el interior de los edificios y por algunas en el exterior. Algunas personas que duermen se despiertan, pero nadie se atemoriza. La vibración es comparabla a la producida por el paso de un camión pesado con carga. Las ventanas, puertas y vajillas vibran. Los pisos y muros producen chasquidos. El mobiliario comienza a moverse. Los líquidos contenidos en recipientes abiertos se agitan ligeramente. Los objetos colgados se balancean ligeramente.

V. Despertar

a) El sismo es percibido en el interior de los edificios por la mayoría de las personas y por muchas en el exterior. Muchas personas que duermen se despiertan y algunas huyen. Los animales se ponen nerviosos. Las construcciones se agitan con una vibración general. Los objetos colgados se balancean ampliamente. Los cuadros golpean sobre los muros o son lanzados fuera de su emplazamiento. En algunos casos los relojes de pendulo se paran. Los objetos ligeros se desplazan o vuelcan. Las puertas o ventanas abiertas baten con violencia. Se vierten en pequeña cantidad los líquidos contenidos en recipientes abiertos y llenos. La vibración se siente en la construcción como la producida por un objeto pesado arrastrándose.
b) En las construcciones de tipo A son posibles ligeros daños (clase 1)
c) En ciertos casos se modifica el caudal de los manantiales.

VI. Sustos

a) Lo siente la mayoría de las personas, tanto dentro como fuera de los edificios. Muchas personas salen a la calle atemorizadas. Algunas personas llegan a perder el equilibrio. Los animales domesticos huyen de los establos. En algunas ocasiones, la vajilla y la cristalería se rompen, los libros caen de sus estantes, los cuadros se mueven y los objetos inestables vuelcan. Los muebles pesados pueden llegar a moverse. Las campanas pequeñas de torres y campanarios pueden sonar.
b) Se producen daños moderados (clase 2) en algunas construcciones del tipo A. Se producen daños ligeros (clase 1) en algunas construcciones del tipo B y en muchas del tipo A.
c) En ciertos casos pueden abrirse grietas de hasta un centímetro de ancho en suelos húmedos. Pueden producirse deslizamientos en las montañas. Se observan cambios en el caudal de los manantiales y en el nivel de agua de los pozos.

VII. Daños en edificios

a) La mayoría de las personas se aterroriza y corre a la calle. Muchas tienen dificultad para mantenerse en pie. Las vibraciones son sentidas por personas que conducen automóviles. Suenan las campanas grandes.
b) Muchas construcciones del tipo A sufren daños graves (clase 3) y algunas incluso destrucción (clase 4).
Muchas construcciones del tipo B sufren daños moderados (clase 2)
Algunas construcciones del tipo C experimentan daños ligeros (clase 1)
c) En algunos casos, se producen deslizamientos en las carreteras que transcurren sobre laderas con pendientes acusadas, se producen daños en las juntas de las canalizaciones y aparecen fisuras en muros de piedra.
   Se aprecia oleaje en las lagunas y el agua se enturbia por remoción del fango. Cambia el nivel del agua de los pozos y el caudal de los manantiales. En algunos casos, vuelven a manar manantiales que estaban secos y se secan otros que manaban. En ciertos casos se producen derrames en taludes de arena o de grava.

VIII. Destrucción de edificios

a) Miedo y pánico general, incluso en las personas que conducen automóviles. En algunos casos se desgajan las ramas de los arboles. Los muebles, incluso los pesados, se desplazan o vuelcan. Las lámparas colgadas sufren daños parciales.
b) Muchas construcciones de tipo A sufren destrucción (clase 4) y algunas colapso (clase 5)
    Muchas construcciones de tipo B sufren daños graves (clase 3) y algunas destrucción (clase 4).
    Muchas construcciones de tipo C sufren daños moderados (clase 2) y algunas graves (clase 3).
   En ocasiones se produce la rotura de algunas juntas de canalizaciones. Las estatuas y monumentos se mueven y giran. Se derrumban muros de piedra.
c) Pequeños deslizamientos en las laderas de los barrancos y en las trincheras y terraplenes con pendientes pronunciadas. Grietas en el suelo de varios centímetros de ancho. Se enturbia el agua de los lagos. Aparecen nuevos manantiales. Vuelven a tener agua pozos secos y se secan pozos existentes. En muchos casos cambia el caudal y el nivel de agua de los manantiales y pozos.

IX. Daño generalizado en los edificios

a) Pánico general. Daños considerables en el mobiliario. Los animales corren confusamente y emiten sus sonidos peculiares.
b) Muchas construcciones de tipo A sufren colapso (clase 5).
    Muchas construcciones de tipo B sufren destrucción (clase 4) y algunas colapso (clase 5).
    Muchas construcciones del tipo C sufren daños graves (clase 3), y algunas destrucción (clase 4).
    Caen monumentos y columnas. Daños considerables en depósitos de líquidos. Se rompen parcialmente las canalizaciones subterráneas. En algunos casos, los carriles del ferrocarril se curvan y las carreteras quedan fuera de servicio.
c) Se observa con frecuencia que se producen extrusiones de agua, arena y fango en los terrenos saturados. Se abren grietas en el terreno de hasta 10 centímetros de ancho y de mas de 10 centímetros en las laderas y en las márgenes de los ríos. Aparecen ademas, numerosas grietas pequeñas en el suelo. Desprendimientos de rocas y aludes. Muchos deslizamientos de tierras. Grandes olas en lagos y embalses. Se renuevan pozos secos y se secan otros existentes.

X. Destrucción generalizada de los edificios

b) La mayoría de las construcciones del tipo A sufren colapso (clase 5).
    Muchas construcciones del tipo B sufren colapso (clase 5).
    Muchas construcciones de tipo C sufren destrucción (clase 4) y algunas colapso (clase 5).
    Daños peligrosos en presas; daños serios en puentes. Los carriles de las vías ferreas se desvían y a veces se ondulan. Las canalizaciones subterráneas son retorcidas o rotas. El pavimento de las calles y el asfalto forman grandes ondulaciones.
c) Grietas en el suelo de algunos decímetros de ancho que pueden llegar a un metro. Se producen anchas grietas paralelamente a los cursos de agua. Deslizamientos de tierras sueltas en las laderas con fuertes pendientes. En los ribazos de los ríos y en laderas escarpadas se producen considerables deslizamientos. Desplazamientos de arenas y fangos en las zonas litorales. Cambio de nivel de agua en los pozos. El agua de canales y ríos es lanzada fuera de su cauce normal. Se forman nuevos lagos.

XI. Destrucción

b) Daños importantes en construcciones, incluso en las bien realizadas, en puentes, presas y líneas de ferrocarril. Las carreteras importantes quedan fuera de servicio. Las canalizaciones subterráneas quedan destruidas.
c) El terreno queda considerablemente deformado tanto por desplazamientos horizontales como verticales y con anchas grietas. Muchos deslizamientos de terrenos y caidas de rocas.
 Para determinar la intensidad de las sacudidas sismicas se precisan investigaciones especiales.

XII. Cambios en el perfil del terreno

b) Prácticamente se destruyen o quedan gravemente dañadas todas las estructuras, incluso las subterráneas.
c) La topografía cambia. Grandes grietas en el terreno con importantes desplazamientos horizontales y verticales. Caida de rocas y hundimientos en los escarpes de los valles, producidas en vastas extensiones. Se cierran valles y se transforman en lagos. Aparecen cascadas y se desvían los ríos.

arriba

Escala de intensidad macrosísmica EMS-98 

Clasificaciones utilizadas en la ESCALA EUROPEA MACROSÍSMICA

Tabla de vulnerabilidad

Diferenciación de estructuras (edificios) en clases de vulnerabilidad

Los tipos de estructuras de fábrica han de leerse, por ejemplo, fábrica de mampostería, mientras que los tipos de estructuras de hormigón armado (HA) han de leerse, por ejemplo, pórticos de HA o muros de HA.


Clasificación de daños

Clasificación de daños en edificios de fábrica

Grado 1: Daños de despreciables a ligeros
(ningún daño estructural, daños no-estructurales ligeros)

Fisuras en muy pocos muros.
Caída sólo de pequeños trozos de revestimiento.
Caída de piedras sueltas de las partes altas de los edificios en muy pocos casos.

Grado 2: Daños moderados
(daños estructurales ligeros, daños no-estructurales moderados)

Grietas en muchos muros.
Caída de trozos bastante grandes de revestimiento.
Colapso parcial de chimeneas.

Grado 3: Daños de importantes a graves
(daños estructurales moderados, daños no-estructurales graves)

Grietas grandes y generalizadas en la mayoría de los muros.
Se sueltan tejas del tejado.
Rotura de chimeneas por la línea del tejado.
Se dañan elementos individuales no-estructurales (tabiques, hastiales y tejados).

Grado 4: Daños muy graves
(daños estructurales graves, daños no-estructurales muy graves)

Se dañan seriamente los muros.
Se dañan parcialmente los tejados y forjados.

Grado 5: Destrucción
(daños estructurales muy graves)

Colapso total o casi total.
Clasificación de daños en edificios de hormigón armado

Grado 1: Daños de despreciables a ligeros
(ningún daño estructural, daños no-estructurales ligeros)

Fisuras en el revestimiento de pórticos o en la base de los muros.
Fisuras en tabiques y particiones.

Grado 2: Daños moderados
(daños estructurales ligeros, daños no-estructurales moderados)

Grietas en vigas y pilares de pórticos y en muros estructurales.
Grietas en tabiques y particiones; caída de enlucidos y revestimientos frágiles. Caída de mortero de las juntas de paneles prefabricados.

Grado 3: Daños de importantes a graves
(daños estructurales moderados, daños no-estructurales graves)

Grietas en pilares y en juntas viga/pilar en la base de los pórticos y en las juntas de los muros acoplados. Desprendimiento de revocos de hormigón, pandeo de la armadura de refuerzo.
Grandes grietas en tabiques y particiones; se dañan paneles de particiones aislados.

Grado 4: Daños muy graves
(daños estructurales graves, daños no-estructurales muy graves)

Grandes grietas en elementos estructurales con daños en el hormigón por compresión y rotura de armaduras; fallos en la trabazón de la armadura de las vigas; ladeo de pilares.
Colapso de algunos pilares o de una planta alta.

Grado 5: Destrucción
(daños estructurales muy graves)

Colapso de la planta baja o de partes (por ejemplo alas) del edificio.

Nota: el modo en que un edificio se deforma bajo la carga de un terremoto depende del tipo de edificio. En una clasificación genérica se pueden distinguir los tipos de edificios de fábrica y los de hormigón armado.

Definiciones de cantidad


Definiciones de los grados de intensidad
Organización de la escala:
a) Efectos en las personas
b) Efectos en los objetos y en la naturaleza (los efectos y fallos en el terreno se tratan especialmente en otra sección)
c) Daños en edificios
Observación preliminar:
Cada grado de intensidad puede incluir también los efectos de la sacudida de los grados de intensidad menores, aunque dichos efectos no se mencionen explícitamente.

I No sentido a) No sentido, ni en las condiciones más favorables.
b) Ningún efecto.
c) Ningún daño.
II Apenas sentido a) El temblor es sentido sólo en casos aislados (<1%) de individuos en reposo y en posiciones especialmente receptivas dentro de edificios.
b) Ningún efecto.
c) Ningún daño.
III Débil

a) El terremoto es sentido por algunos dentro de edificios. Las personas en reposo sienten un balanceo o ligero temblor.
b) Los objetos colgados oscilan levemente.
c) Ningún daño.

IV Ampliamente observado

a) El terremoto es sentido dentro de los edificios por muchos y sólo por muy pocos en el exterior. Se despiertan algunas personas. El nivel de vibración no asusta. La vibración es moderada. Los observadores sienten un leve temblor o cimbreo del edificio, la habitación o de la cama, la silla, etc.
b) Golpeteo de vajillas, cristalerías, ventanas y puertas. Los objetos colgados oscilan. En algunos casos los muebles ligeros tiemblan visiblemente. En algunos casos chasquidos de la carpintería.
c) Ningún daño.

V Fuerte

a) El terremoto es sentido dentro de los edificios por la mayoría y por algunos en el exterior. Algunas personas se asustan y corren al exterior. Se despiertan muchas de las personas que duermen. Los observadores sienten una fuerte sacudida o bamboleo de todo el edificio, la habitación o el mobiliario.
b) Los objetos colgados oscilan considerablemente. Las vajillas y cristalerías chocan entre sí. Los objetos pequeños, inestables y/o mal apoyados pueden desplazarse o caer. Las puertas y ventanas se abren o cierran de pronto. En algunos casos se rompen los cristales de las ventanas. Los líquidos oscilan y pueden derramarse de recipientes totalmente llenos. Los animales dentro de edificios se pueden inquietar.
c) Daños de grado 1 en algunos edificios de clases de vulnerabilidad A y B.

VI Levemente dañino

a) Sentido por la mayoría dentro de los edificios y por muchos en el exterior. Algunas personas pierden el equilibrio. Muchos se asustan y corren al exterior.
b) Pueden caerse pequeños objetos de estabilidad ordinaria y los muebles se pueden desplazar. En algunos casos se pueden romper platos y vasos. Se pueden asustar los animales domésticos (incluso en el exterior).
c) Se presentan daños de grado 1 en muchos edificios de clases de vulnerabilidad A y B; algunos de clases A y B sufren daños de grado 2; algunos de clase C sufren daños de grado 1.

VII Dañino

a) La mayoría de las personas se asusta e intenta correr fuera de los edificios. Para muchos es difícil mantenerse de pie, especialmente en plantas superiores.
b) Se desplazan los muebles y pueden volcarse los que sean inestables. Caída de gran número de objetos de las estanterías. Salpica el agua de los recipientes, depósitos y estanques.
c) Muchos edificios de clase de vulnerabilidad A sufren daños de grado 3; algunos de grado 4.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad B sufren daños de grado 2 ; algunos de grado 3.
Algunos edificios de clase de vulnerabilidad C presentan daños de grado 2.
Algunos edificios de clase de vulnerabilidad D presentan daños de grado 1.

VIII Gravemente dañino

a) Para muchas personas es difícil mantenerse de pie, incluso fuera de los edificios.
b) Se pueden volcar los muebles. Caen al suelo objetos como televisiones, máquinas de escribir, etc. Ocasionalmente las lápidas se pueden desplazar, girar o volcar. En suelo muy blando se pueden ver ondulaciones.
c) Muchos edificios de clase de vulnerabilidad A sufren daños de grado 4; algunos de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad B sufren daños de grado 3; algunos de grado 4.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad C sufren daños de grado 2; algunos de grado 3.
Algunos edificios de clase de vulnerabilidad D presentan daños de grado 2.

IX Destructor

a) Pánico general. Las personas pueden ser lanzadas bruscamente al suelo.
b) Muchos monumentos y columnas se caen o giran. En suelo blando se ven ondulaciones.
c) Muchos edificios de clase de vulnerabilidad A presentan daños de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad B sufren daños de grado 4; algunos de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad C sufren daños de grado 3; algunos de grado 4.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad D sufren daños de grado 2; algunos de grado 3.
Algunos edificios de clase de vulnerabilidad E presentan daños de grado 2.

X Muy destructor

c) La mayoría de los edificios de clase de vulnerabilidad A presentan daños de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad B sufren daños de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad C sufren daños de grado 4; algunos de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad D sufren daños de grado 3; algunos de grado 4.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad E sufren daños de grado 2; algunos de grado 3.
Algunos edificios de clase de vulnerabilidad F presentan daños de grado 2.

XI Devastador

c) La mayoría de los edificios de clase B de vulnerabilidad presentan daños de grado 5.
La mayoría de los edificios de clase de vulnerabilidad C sufren daños de grado 4; muchos de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad D sufren daños de grado 4; algunos de grado 5.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad E sufren daños de grado 3; algunos de grado 4.
Muchos edificios de clase de vulnerabilidad F sufren daños de grado 2; algunos de grado 3.

XII Completamente devastador

c) Se destruyen todos los edificios de clases de vulnerabilidad A, B y prácticamente todos los de clase C. Se destruyen la mayoría de los edificios de clase de vulnerabilidad D, E y F. Los efectos del terremoto alcanzan los efectos máximos concebibles

arriba

Escala Mercalli modificada 

Grado del sismo Descripción del daño causado
I.

IMPERCEPTIBLE. Esta sacudida llamada también microseismo, únicamente se puede detectar y registrar con instrumentos en la zona en que se produce.

II.

MUY LEVE. Notado por personas en absoluto estado de reposo estando en alerta. Pequeñas oscilaciones de lámparas colgantes y candelabros.

III.

LEVE. Notado por personas que sean muy sensibles en oficinas pisos altos sin causar nerviosismo, ya que las vibraciones producidas son equivalentes a las producidas por un motocarro al circular por la calle. Oscilación moderada de lámparas y candelabros.

IV.

MODERADO. Movimiento notado por gran parte de la población produciendo alarma entre algunas personas, ya que las vibraciones son equiparables a las producidas por un camión de gran tonelaje al transitar por una calle. Trepidación en vajillas, crujido de vigas de madera, crujido de puertas. Oscilación fuerte de objetos colgantes.

V.

ALGO FUERTE. Movimiento fuerte que despierta a las personas dormidas. Algunas personas se asustan y salen a la calle. Crujidos fuertes en puertas y vigas de estructura de madera. Los cuadros colgados de la pared se mueven o se caen. Algunas campanas llegan a repicar. Caen al suelo objetos mal colocados sobre muebles o estantes.

VI.

FUERTE. Movimiento muy fuerte que provoca el susto en la mayoría de la población, provocando la salida a la calle. Desplazamiento de sillas y mesas, crujidos muy fuertes en puertas y construcciones de madera con caída de tejas y cornisas de los tejados y fachadas, y daños en construcciones de madera; incluyendo ruptura de cristales grandes. Repicar de la mayoría de las campanas.

VII.

MUY FUERTE. Movimiento extremadamente fuerte capaz de hacer oscilar camas y muebles, caída de cuadros y objetos colgados, llegando a provocar el derrumbe de construcciones de madera o mal cimentadas; daños en construcciones de ladrillo o cemento. Caída de tejas de techados, caída de algunas campanas. Ruptura de cristales de edificios y ventanas. Susto generalizado entre los habitantes y pánico en algunas personas. Dificultad para conducir un vehículo en movimiento.

VIII.

DESTRUCTIVO. Sacudidas ruinosas. Destrucción total de construcciones mal cimentadas. Caída de postes de tendidos eléctricos y ruptura de líneas telefónicas. Desprendimiento de marquesinas y anuncios sobre fachadas de edificios. Pánico general entre la población. Se producen víctimas debido a derrumbes o caídas de objetos y cristales de los edificios.

IX.

FUERTEMENTE DESTRUCTIVO. Sacudidas desastrosas. Derrumbe de algunos edificios mal construidos, y daños generalizados en todas las construcciones quedando gran parte inutilizable (50% de los edificios). Caída de postes de tendidos eléctricos y de teléfonos, caída de farolas de alumbrado, vallas y árboles. Pánico general y terror entre bastantes habitantes. Gran número de víctimas debido a derrumbes y caídas de objetos y desprendimientos en edificios y construcciones. Los vehículos estacionados se mueven solos y es imposible conducir un vehículo en movimiento. Fracturas en el pavimento de calles y carreteras, caída de algunos puentes.

X.

RUINOSO. Sacudidas muy desastrosas. Destrucción general con derrumbes de edificios bien construidos (75% de los edificios). Grietas en la tierra. Destrucción de pavimentos con aparición de ondulaciones y grietas, desmoronamientos y derrumbes en las laderas de cerros o montañas, caída de puentes sobre ríos. Fracturas de muros de contención de presas. Las vías de ferrocarril se pueden salir de sus alojamientos. Se pueden romper conducciones de gas y de agua. Terror generalizado entre la población, prácticamente toda la población es víctima de heridas y gran parte pierde la vida.

XI.

CATASTROFICO. Destrucción total de construcciones, modificación de lechos de niveles del terreno, grandes desprendimientos en laderas de montañas o cerros y grandes grietas en el piso. Destrucción de redes sanitarias y canales. En las carreteras, los coches y los camiones son lanzados de la carretera y los trenes descarrilan. Quedan pocos sobrevivientes.

XII.

TOTALMENTE CATASTROFICO. Es una sacudida que destruye todo cuanto existe en la superficie. Con esta intensidad, se producen tremendas transformaciones topográficas, ya que se desplazan capas enteras de terreno, provocando grietas enormes que se pueden volver a cerrar de inmediato. Los ríos pueden salirse de sus cauces y desaparecer incluso los lagos pequeños. Las montañas pueden derrumbarse parcialmente y modificar su fisonomía.

arriba

Escala de intensidad sísmica de GEOFIAN o Medvedev 

La escala de Medvedev, conocida también como escala GEOFIAN data del año 1953.

Intensidad Xo (mm)

Descripción del daño causado

I -

Las oscilaciones del terreno se detectan con instrumentos

II -

En algunos casos individuales, las personas muy sensibles en descanso lo perciben.

III -

Algunas personas sienten balanceos.

IV < 0.5

Se percibe por muchas personas. Las ventanas y las puertas se sacuden.

V 0.5 - 1.0

Los objetos se balancean, los pisos rechinan, vibran los cristales, el yeso exterior se desmorona.

VI 1.1 - 2.0

Los edificios sufren ligeros daños como: grietas delgadas en el yeso, grietas en las baldosas, etc.

VII 2.1 - 4.0

Los edificios sufren daños considerables como: grietas delgadas en el yeso y desprendimiento total de algunas piezas individuales; grietas delgadas en los muros.

VIII 4.1 - 8.0

Destrucción dentro de los edificios: grietas grandes en los muros; caída de cornisas o chimeneas.

IX 8.1 - 16.0

Colapso de algunos edificios: destrucción de muros, azoteas o pisos.

X 16.1 - 32.0

Colapso de muchos edificios; fisuras en el terreno con aberturas de hasta un metro.

XI > 23.0

Numerosas fisuras en la superficie de la tierra y grandes deslizamientos en las montañas.

XII -

Grandes cambios en el paisaje.

arriba

Escala de intensidad sísmica JMA 

La escala Japanese Meteorological Agency (JMA) utilizada en Japón, posee siete grados.

Escala JMA Impacto en personas y edificios
0 Imperceptible a la gente.
1 Es percibido por algunas personas en edificios.
2

Es percibido por muchas personas en los edificios. Algunas personas se despiertan. Los objetos colgantes tales como las lámparas oscilan un poco.

3

Es percibido por la mayoría de las personas en los edificios. Ocasionalmente, traquetean los platos en la alacena. Los alambres eléctricos oscilan ligeramente.

4

La mayoría de la gente se despierta. Los objetos colgantes oscilan considerablemente y los platos crujen. La gente que va caminando en la calle y algunas personas que conducen automóviles notan el terremoto.

5 menor grado

Algunas personas encuentran difícil el moverse. Los objetos colgantes oscilan considerablemente y se mueven los muebles. Las paredes de concreto no reforzadas se derrumban y las calles sufren daños. Ocasionalmente, se forman grietas en las paredes de los edificios con menor resistencia a los terremotos.

5 Mayor grado

Muchas personas encuentran difícil el moverse. La mayoría de los cubiertos, libros y armarios pesados se caen. Ocasionalmente, se forman grandes grietas en las paredes, las vigas tansversales y pilares de los edificios con menor resistencia a los terremotos.

6 Menor grado

Es difícil el permanecer parado. Muchos de los muebles pesados y no fijados con ménsulas se mueven y caen. Ocasionalmente, las paredes y pilares de los edificios con menor resistencia a los terremotos se derrumban y aún a los edificios con alta resistencia a los terremotos se les hacen grietas en las paredes, las vigas transversales y los pilares.

6 Mayor grado

Es imposible el permanecer parado y moverse sin arrastrarse. Muchos de los muebles pesados y no fijados con ménsulas se mueven y caen. Ocasionalmente, se derrumban las casas menos resistentes a los terremotos y se dañan las paredes y pilares de las casas con alta resistencia a los terremotos.

7

Las personas son lanzadas de un lado a otro por los movimientos y les es imposible moverse a voluntad.
La mayoría de los muebles se mueven mucho y algunos objetos son lanzados por el aire. Ocasionalmente, los edificios, aún los que tienen mayor resistencia a los terremotos, se ven seriamente dañados y sufren inclinaciones.

arriba

Escala de intensidad sísmica Rossi-Forel 1883 

   La escala de Rossi-Forel es una de las primeras escalas de intensidad diseñadas para describir los efectos de un terremoto, en un lugar dado, sobre características naturales, sobre instalaciones industriales y sobre seres humanos. Hoy esta escala de intensidad está en desuso y ha sido substituida por otras.

Intensidad Significado
I Microsismo

Registrado por un sismógrafo o sismógrafos del mismo tipo, pero no por varios sismógrafos de diferentes tipos. El sismo es sentido por un observador experimentado

II Sismo extremadamente débil

Registrado por sismógrafos de diferentes tipos. Sentido por un grupo pequeño de personas en reposo

III Muy débil

Sentido por varias personas en reposo. Suficientemente fuerte para apreciar su duración y dirección

IV Débil

Sentido por varias personas en movimiento. Perturbación de objetos que pueden moverse, como puertas, ventanas, grietas en plafones. Ruidos en los pisos, muros y losa.

V Intensidad moderada

Sentido generalmente por todos. Perturbación de muebles, camas. Sonar de campanas y objetos sueltos

VI Medio fuerte

Despertar general de los que duermen. Sonar de campanas de las iglesias. Oscilación de candelabros. Se paran los relojes de péndulo. Perturbación visible de arboles y arbustos. Algunas personas asustadas dejan sus moradas

VII Fuerte

Desplazamiento de objetos movibles. Caída de recubrimientos. Sonar de las campanas de las iglesias. Pánico general sin daños serios a los edificios

VIII Muy Fuerte

Caída de chimeneas. Grietas en los muros de los edificios

IX Extremadamente fuerte

Destrucción parcial o total de algunos edificios

X Intensidad extrema

Gran desastre. Ruinas. Perturbación de los estratos del subsuelo. Grietas en la corteza terrestre. Deslizamiento de rocas de las montañas. Deslizamiento de puentes

   A continuación se presenta una tabla de comparación entre las distintas escalas sísmicas, utilizadas por los diferentes países, para valorar las intensidades de los terremotos.

Escala sísmica EMS-98 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Escala sísmica MSK 1964 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Escala del Instituto de geofísica de la
Academia de Ciencias de la URSS 1952
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Escala de Mercalli modificada (MM) 193 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12
Escala Japonesa 1950 0 1 2 2-3 3 4 4-5 5 5-6 6 7 7
Escala Rossi-Forel 1883 1 2 3 4 5-6 7 8 9 10 10 10 10
Escala Rossi-Forel 1873 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

   Aunque las escalas de magnitud e intensidad evalúan aspectos diferentes de un terremoto y son escalas independientes, para terremotos superficiales (aquellos que se producen hasta una profundidad de unos 50 a 60 km) existe una relación empírica entre magnitud e intensidad.

Magnitud
Esc. Richter
Intensidad
Esc. Mercalli M.
Equivalencia en cantidad de trilita
2 I - II  625 Kilogramos
3 III - IV  20 Toneladas
4 V  625 Toneladas
5 VI - VII  20.000 Toneladas
6 VII - VIII  625.000 Toneladas
7 IX - X  20.000.000 Toneladas
8 XI - XII  625 Megatoneladas

Magnitud Intensidad Energía (TNT) Efectos
< = 3 I-II Menos de 181 Kg. Apenas perceptible.
> 3 - 4 II - III Hasta 6 Tm. Se siente una vibración como la del paso de un camión cercano.
> 4 - 5 IV - V Hasta 200 Tm. Pequeños objetos se vuelcan. Gente durmiendo se despierta.
> 5 - 6 VI - VII Hasta 6.270 Tm. Dificultad para mantenerse en pie. Daños en construcciones.
> 6 - 7 VII - VIII Hasta 100.000 Tm. Pánico general. Destrucción de algunos edificios.
> 7 - 8 IX - XI Hasta 6.270.000 Tm. Destrucción masiva. Grandes deslizamientos.
> 8 - 9 XI - XII Hasta 200.000.000 Tm. Destrucción total. Cambios en el perfil del terreno.

Escalas de clasificación de terremotos comparadas en función de la energía liberada y los daños observados
(modificado de Petak y Atkinson, 1982)

arriba

Maremotos o tsunamis 

   Un maremoto o tsunamis es una ola o una serie de olas gigantes producidas por una gran perturbación en el fondo del océano. (El término japonés "tsunami" también se usa para designar este fenómeno, aunque su traducción literal significa "grandes olas en los puertos").

   Los maremotos se producen cuando un movimiento brusco en el fondo del océano o el lecho del mar desplaza una gran masa de agua, generalmente como resultado de un terremoto submarino, pero, ocasionalmente, como resultado del colapso de un cráter de un volcán cerca o bajo el nivel del mar, o un deslizamiento de las laderas de un volcán. El movimiento del agua se propaga en todas direcciones en forma de una onda que se desplaza con una velocidad proporcional a la raíz cuadrada de la profundidad del agua; en mar profundo puede alcanzar centenares km/hora. En mar abierto el movimiento es imperceptible, la altura de la ola raramente supera 1 m, pero una vez que la onda alcanza aguas poco profundas cercanas a la costa su velocidad disminuye y forma un frente que puede tener hasta 30 m de altura. Los maremotos consisten, algunas veces, en solo una ola, pero, más a menudo, en varias olas (hasta 10) que llegan a intervalos de 20 a 30 minutos.

   Para que se produzca un tsunami deben cumplirse tres condiciones básicas:

Que el sismo sea de grado 7 o superior en la escala de Richter
Que la distancia entre el foco del sismo (hipocentro) y su proyección en la superficie terrestre (epicentro) sea inferior a 60 km.
Que el epicentro esté situado en el mar.

   Naturalmente existen otros mecanismos generadores de tsunamis, entre los que cabría mencionar las erupciones volcánicas submarinas, los grandes deslizamientos de tierra en el lecho del océano y otros fenómenos de esta naturaleza.

   Como el Tsunami se genera en el área donde se ha producido el levantamiento o hundimiento, sector que generalmente tiene una forma alargada, las primeras ondas del Tsunami tienen la forma de elipse, cuyo tamaño está estrechamente relacionado con la magnitud del sismo, así por ejemplo el tamaño de la elipse será del orden de 295 km en la parte más larga y 50 km en el sector más ancho para un sismo de grado 8, en tanto que para un grado 7 estos valores serían de solo 50 y 13 km respectivamente.

   La altura inicial de una onda de Tsunami es muy pequeña y en alta mar en grandes profundidades pasa absolutamente desapercibida, de hecho, para un sismo de grado 8 podemos asociar una altura inicial de unos 80 cm, sin embargo la longitud de onda, es decir el espacio entre cada cresta de ola es del orden de cientos de kilómetros. Asumiendo un período o intervalo de tiempo entre cresta y cresta de 20 minutos, lo que es un valor bastante característico para un Tsunami, y de acuerdo a la ecuación de velocidad de estas ondas que es igual a la raíz cuadrada de "gd", siendo "g" la aceleración de gravedad y "d" la profundidad en la cual se mueve el Tsunami, se tiene una longitud de onda de 213 km para un Tsunami que se mueva en un océano de una profundidad de 4.000 m.

   Consecuentemente con lo anterior, aún para una altura de Tsunami en alta mar de sólo 80 cm, debido a la gran longitud de onda, la cantidad de agua que es desplazada verticalmente al paso de la onda es enorme; de hecho, asumiendo que la onda del Tsunami tiene la forma de una curva completamente sinusoidal, por cada longitud de onda se desplaza verticalmente de su posición de equilibrio una cantidad de agua de 120.000.000 m3 por cada kilometro de frente del Tsunami (esta cantidad de agua equivale a cubo de 500 m de arista), lo que significa que cada onda de Tsunami de 80 cm de altura en alta mar posee una energía potencial de 480.000.000.000 joules por cada kilómetro de cresta; sin contar con la cantidad similar de energía cinética propia de la alta velocidad.

   Cuando el Tsunami llega a la costa, de acuerdo a la estrecha dependencia entre la profundidad y la velocidad, esta disminuye; de hecho, como puede observarse en el cuadro, la velocidad en 10 m de profundidad es casi 20 veces menor que en 4.000 m, y como la energía es la misma, esta se encuentra concentrada en una distancia menor produciendo un aumento proporcional de la amplitud.

   De esta forma, una ola de solo 50 cm en el océano abierto puede llegar a 20 o más metros de altura en la costa.

Profundidad en metros C km/h Amplitud (km)
7.000 942.9 282
4.000 712.7 213
2.000 504.2 151
200 159.0 47.7
50 79.0 23.0
10 35.6 10.6

   Históricamente, el mayor Tsunami del que se tiene noticia cierta, es el provocado por la erupción del volcán Krakatoa. En este caso la altura informada fue de 42 m. (En comparación, una ola de 42 m tiene la altura aproximada de un edificio de 14 plantas).

   Aun cuando lo anterior se cumple en una costa recta, de isobaras o líneas de igual profundidad perfectamente paralelas a la costa, a la cual el Tsunami llega en forma perpendicular, en la práctica no sucede exactamente así. En la realidad la altura de Tsunami se ve magnificada o disminuida por un fenómeno conocido como refracción.

   Como se ha visto, la velocidad de fase o de propagación de un Tsunami es una función directa de la profundidad, es decir, de pende estrechamente de la profundidad en la cual se está propagando. Si consideramos esto, y nos imaginamos un Tsunami en fondo real, como se muestra en la figura, por ejemplo, podremos darnos cuenta que una parte del Tsunami se mueve con mayor velocidad que el sector contiguo. Lo que dará origen a un cambio de dirección. En dicha figura se presentan dos rayos o rutas que siguen dos puntos arbitrarios del Tsunami en su propagación. De acuerdo a la Ley de refracción también conocida como Ley de Snell, es posible predecir la trayectoria de cada uno los rayos del Tsunami.

   En el caso presentado vemos que inicialmente los rayos estaban separados por una distancia que se ha denominado "b0". Y al término de la propagación la distancia entre ambos rayos "b1", siendo mayor que "b0".

   Si consideramos que la energía total no fluye a través de los rayos sino que lo hace a lo largo de estos, podemos considerar los rayos como los bordes de un canal ficticio donde se propaga el Tsunami, y naturalmente un estrechamiento de este canal producirá un incremento en la densidad de energía y consecuentemente un incremento en la altura del Tsunami. De la misma forma "b1" es mayor que "b0" el fenómeno será el inverso y existirá una disminución en la amplitud del Tsunami, ya que la energía tenderá a dispersarse en un área más grande.

   En términos generales, en las bahías se tiende a producir una disminución de la altura, en tanto que en las penínsulas tiende a producirse una marcada amplificación.

arriba

Escalas de intensidad de maremotos o tsunamis 

   Para expresar la magnitud de un maremoto o tsunami diversos autores han creado escalas de grados de intensidad. Inamura en el año 1949 propone una escala en función de la altura de la ola y los daños que estas producen en las áreas costeras. De este modo, el grado de un maremoto m o magnitud es clasificado de acuerdo a lo estipulado en el siguiente cuadro.

Escala de grados de tsunamis según Inamura

Grado de tsunami
m
Altura de ola H
(metros)
Descripción de los daños
0 1 - 2 No produce daños.
1 2 - 5 Casas inundadas y botes destruidos son arrastrados.
2 5 - 10 Personas, barcos y casas son barridos.
3 10 - 20 Daños extendidos a lo largo de 400 km de la costa
4 > 30 Daños extendidos sobre más de 500 km a lo largo de la línea costera

   Por su parte, Iida en el año 1963, propone una escala de grados de maremotos o tsunami, relacionando la máxima altura de subida que alcanza en tierra la ola (runup = R), medida sobre el nivel medio del mar; y la energía de los maremotos correspondiente a diferentes grados de intensidad.

Escala de grados de tsunami según Iida

Grado de tsunami
m
Energía
(Erg.)
Máxima altura de inundación R
(metros)
5.0 25.6 x 1023 > 32
4.5 12.8 x 1023 24 - 32
4.0 6.4 x 1023 16 - 24
3.5 3.2 x 1023 12 - 16
3.0 1.6 x 1023 8 - 12
2.5 0.8 x 1023 6 - 8
2.0 0.4 x 1023 4 - 6
1.5 0.2 x 1023 3 - 4
1.0 0.1 x 1023 2 - 3
0.5 0.05 x 1023 1.5 - 2
0.0 0.025 x 1023 1 - 1.5
-0.5 0.0125 x 1023 0.75 - 1
-1.0 0.006 x 1023 0.50 - 0.75
-1.5 0.003 x 1023 0.30 - 0.50
-2.0 0.0015 x 1023 < 0.30

   Con posterioridad, Wiegel en el año 1970, combina las escalas propuestas por Inamura y Iida. Como se observa en el siguiente cuadro, adiciona a la escala de Inamura la cota máxima de inundación R, definida por Iida. Como la escala de Iida se extiende desde m = -2 hasta m = 5 y además contiene medios grados, la adaptación de la variable R a la escala de Inamura se presenta con intervalos discontinuos.

Escala de grados de tsunami según Inamura y Iida, transcrita por Wiegel

Grado tsunami
m
Altura de la ola H
(metros)
Cota máxima de
inundación R (metros)
Descripción
de los daños
0 1 - 2 1 - 1.5 No produce daños.
1 2 - 5 2 - 3 Casas inundadas y botes destruidos son arrastrados.
2 5 - 10 4 - 6 Personas, barcos y casas son barridos.
3 10 - 20 8 - 12 Daños extendidos a lo largo de 400 km de la costa.
4 > 30 16 - 24 Daños extendidos sobre más de 500 km a lo largo de la línea costera.

   La altura de la ola H corresponde a la diferencia de nivel entre cresta y valle. Por otra parte, la cota máxima de inundación R, corresponde al lugar de la costa donde los efectos del tsunami son máximos.

   Con la escala de grados de tsunami descrita, se puede identificar y diferenciar la magnitud de un evento. De este modo, al señalar que la costa de una determinada región ha sido afectada por 10 tsunamis en 400 años, se puede precisar que de los diez tsunamis acontecidos sólo uno fue de magnitud dos (m = 2) y nueve fueron de magnitud cero (m = 0). Además, esta escala permite calificar los tsunamis basándose en documentos y descripciones históricas que hacen referencia a la magnitud de los daños y a la cota máxima de inundación.

   Otra de las escalas de intensidades es la elaborado por Ambraseys.

Escala de Ambraseys-1962

I - Muy ligero

Ola tan debil que solo es perceptible por mareógrafos.

II - Ligero

Ola advertida por personas que viven cerca de la playa y estan familiarizadas con el mar. En general observado en playas muy planas.

III - Bastante fuerte

Advertido por todos. Inundación de costas con pendiente suave. Pequeños veleros arrastrados a la playa. Pequeños daños en estructuras ligeras situadas cerca de la costa. En los estuarios inversión de la corriente de los rios cierta distancia aguas arriba.

IV - Fuerte

Inundación de la playa hasta cierta altura. Ligera erosión de terrenos de relleno. Daños en malecones y diques. Daños en estructuras ligeras próximas a la playa. Pequeños daños en estructuras solidas de la costa. Grandes veleros y pequeños barcos arrastrados tierra o mar adentro. Detritos flotantes en las costas.

V - Muy fuerte

Inundación general de las playas hasta cierta altura. Daños en muelles y estructuras sólidas próximas a la playa. Destrucción de estructuras ligeras. Gran erosión de tierras cultivadas y objetos flotantes y animales marinos esparcidos por la costa. Exceptuando los barcos grandes, todos los demas tipos de embarcaciones son arrastrados tierra o mar adentro. Gran oleaje en los estuarios de los rios. Daños en las construcciones portuarias. Personas ahogadas. Ola acompañada de un fuerte ruido.

VI - Desastroso

Destrucción completa o parcial de construcciones hasta una cierta distancia de la playa. Inundación de las costas hasta gran altura. Fuertes daños en barcos grandes. Arboles arrancados o rotos. Muchas víctimas.

arriba

Efectos sobre la vida y los bienes 

   Fácilmente se puede imaginar que una pared turbulenta de agua de hasta 30 m de alto, que avanza hacia la costa a una velocidad de 100 km/hora o más, tiene efectos desbastadores que son agravados con el reflujo de la misma. Solo los edificios y estructuras más fuertes quedan en pie, y las probabilidades de supervivencia para cualquier ser viviente que se encuentre a la intemperie durante un maremoto son realmente muy pocas.

   Los daños producidos por un tsunami pueden agruparse en:

a) Daños producidos por el momento del flujo. Los daños producidos por efecto del torque o momento, se originan cuando la masa de agua del frente del maremoto seguida por una fuerte corriente, impacta en el espacio construido y su entorno, caracterizado por obras de variadas dimensiones, arboles y otros objetos. En el impacto el maremoto demuestra su tremenda fuerza destructiva, la cual, se refuerza por la colisión de los objetos arrastrados por la corriente.

Cuando la masa de agua fluye de retorno al mar, los escombros arrastrados fortalecen la fuerza del empuje del flujo que irrumpe, causando de este modo un efecto destructivo de las estructuras debilitadas por la primera embestida. En algunas ocasiones la magnitud del momento del flujo es tan alta, que es capaz de arrastrar tierra adentro a barcos de elevado tonelaje. Se debe señalar que los daños originados por esta causa son más severos en las bahías en forma de V, cuando son azotadas por tsunamis de períodos cortos.

b) Daños producidos por la inundación. Si el flujo no es de gran magnitud, la inundación hace que flote todo tipo de materiales que no esté fuertemente sujetos a su base en el terreno, como ocurre con casas de madera que no tienen sólidos cimientos. En el caso de una gran extensión de terreno llano, la masa de agua puede encontrar una vía hacia el interior y, por diferencias de pendiente, el flujo de agua es acelerado en esa vía originando el barrido de los elementos que se presenten a su paso, como construcciones, estructuras, etc.

En estas inundaciones, normalmente personas y animales perecen ahogados; barcos y otras embarcaciones menores atracados en puertos y muelles, pueden ser arrastrados a tierra y depositados posteriormente en áreas distantes a su localización inicial una vez que el flujo ha retrocedido.

c) Daños producidos por socavamiento. Los daños originados por socavamiento han sido observados a menudo en las infraestructuras portuarias. Cerca de la costa la corriente del maremoto, remueve el fango y arena del fondo del mar, socavando a veces los cimientos de las estructuras de muelles y puertos. Si esto ocurre, dichas estructuras caen hacia el mar; como ha ocurrido con algunos muelles sobre pilotes. El colapso de las estructuras puede producirse también cuando el reflujo socava los cimientos. La inundación que produce el tsunami puede socavar también las cimentaciones de líneas ferreas o carreteras, originando bloqueos de tráfico y una prolongada demora en el rescate y trabajos de reconstrucción.

Imagen de satélite de la ciudad costera de Kalutara, al sur de Colombo, la capital de Sri Lanka, antes de la llegada del tsunami de magnitud 9.0 del día 26 de diciembre de 2004 a las 00:58:53 UTC, localizado en 3.30 N 95.87 E y a una profundidad de 30 Km en la región fuera de la Costa occidental de Sumatra
Imagen de satélite de la ciudad costera de Kalutara, al sur de Colombo, la capital de Sri Lanka,
antes de la llegada del tsunami del día 26 de diciembre de 2004

La costa de la imagen anterior anterior, instantes después de que impactara el tsunami del día 26 de diciembre de 2004. Se aprecian los enormes remolinos formados por las olas
La costa de la imagen anterior anterior, instantes después de que impactara el tsunami del día 26 de diciembre de 2004.
Se aprecian los enormes remolinos formados por las olas

La fuerza de las olas arrastra al mar parte de la tierra (infraestructuras, viviendas, masa forestal, ...), después de inundar todo lo encontrado a su paso
La fuerza de las olas arrastra al mar parte de la tierra (infraestructuras, viviendas, masa forestal, ...),
después de inundar todo lo encontrado a su paso

Estado en que quedó la playa despues del tsunami del día 26 de diciembre de 2004
Estado en que quedó la playa despues del tsunami del día 26 de diciembre de 2004

tsunami del día 26 de diciembre de 2004   tsunami del día 26 de diciembre de 2004
Antes y despues del tsunami del día 26 de diciembre de 2004 en la Costa de Aceh (Indonesia)
tsunami del día 26 de diciembre de 2004   tsunami del día 26 de diciembre de 2004
Antes y despues del tsunami del día 26 de diciembre de 2004 en la Costa de Aceh (Indonesia)
tsunami del día 26 de diciembre de 2004   tsunami del día 26 de diciembre de 2004
Antes y despues del tsunami del día 26 de diciembre de 2004 en la Playa da Kalutara (Sri Lanka)

arriba

Catálogo de Tsunamis en las costas españolas 

Año
M
D
hh
mm
ss
D
Srg
Fuente_sub
Descripción
F
Causa
NN nn
EE ee
D
I
m
h
Vei
Runup
i
-218
 
 
 
 
 
2
A2
Cádiz Tsunami en Cádiz
0
SS
36 12
-07 40
 
 
 
 
 
 
 
-210
 
 
 
 
 
1
A2
Cádiz Inundación en Cádiz
0
SS
36 00
-10 30
30
 
 
 
 
 
 
-60
 
 
 
 
 
3
A2
SW Portugal Costas inundadas
1
SS
36
-10
 
9.0
 
 
 
 
 
881
06
10
 
 
 
 
A2
Cádiz Retirada del mar en S España
0
SS
36
-08
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1680
10
09
07
 
 
 
M3
Mar Alborán Subida del mar (5m) en el puerto de Málaga
4
SS
36 30
-04 24
 
9.0
 
 
 
 
3
1706
05
05
 
 
 
 
A2
Islas Canarias Retirada/ inundación en Garachico
3
VO
28 17
-16 37
 
 
 
 
2
 
4
1755
11
01
09
30
 
10
A2
SW Portugal Tsunami catastrófico en el sur de la península Ibérica
4
SS
37
-10
 
11.0
8.5
 
 
1500
6
1755
11
02
 
 
 
 
A2
SW Portugal Gran flujo y reflujo en Gibraltar
0
SS
37
-10
 
 
 
 
 
 
 
1755
11
16
15
30
 
 
A2
Coruña Flujo/ reflujo del mar en La Coruña
2
SS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1756
01
31
 
 
 
 
M3
Baleares Costas inundadas
0
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1790
10
09
01
15
 
 
M3
Mar Alborán Inundación de Costas españolas y africanas
3
SA
35 42
-00 36
 
10.0
 
 
 
 
3
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1804
01
13
17
45
 
 
M3
Mar Alborán Retirada del mar en la provincia de Almería
4
SA
36 50
-02 50
 
8.0
 
 
 
 
2
1856
08
21
21
30
 
 
M3
Argelia Retirada/ inundación del mar en Jijel
4
SA
36 50
05 43
 
 
 
 
 
 
3
1856
08
22
11
40
 
 
M3
Argelia Inundación en Jijel y Bougie
4
SA
36 50
05 43
 
8.0
 
 
 
500
4
1885
01
29
07
30
 
 
M3
Argelia Cambio del nivel del mar en las costas de Argelia
0
SA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1891
01
15
04
00
 
 
M3
Argelia Retirada del mar
2
SA
36 30
01 48
 
9.0
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1954
09
09
01
04
37
 
M3
Mar Alborán Registrado por mareógrafos
4
SD
36 17
01 28
 
10.0
6.6
 
 
 
1
1969
02
28
02
40
32
 
A2
Banco Gorringe Registrado por mareógrafos
4
SS
36 01
-10 57
01
7.0
7.3
22
 
 
1
1975
05
26
09
11
51
 
A2
AGFZ Registrado por mareógrafos
4
SS
35 54
-17 36
 
6.0
7.9
15
 
 
1
1978
08
14
14
17
50
 
A2
Cádiz Registrado por un mareógrafo
4
SS
36 22
-06 59
02
4.0
5.0
31
 
 
1
1980
10
10
12
24
 
 
M3
Argelia Registrado por mareógrafos
4
SD
36 17
01 41
 
10.0
7.3
14
 
 
1
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2003
05
21
18 
44
19 
 1
M3
Argelia Daños en embarcacio- nes en Baleares y costa peninsular
4
SS
36 48
03 05
 01
 9.5
 7.0
 0f
 
 200
3-4 
2003
05
27
17 
11 
 33
 1
M3
Argelia Variación nivel mar 10-15 cm en Mahón y Palma
4
SS
36 48
03 37
01 
2.0
(España)
 6.1
27 
 
 15
 2

LEYENDA DEL CATÁLOGO DE TSUNAMIS EN LAS COSTAS ESPAÑOLAS

Año, M, hh, mm, ss : Fecha y hora del evento. Para tsunamis inducidos por terremotos corresponde a la hora origen del terremoto. D es la incertidumbre correspondiente a la última información de la cadena.

Srg, fuente_sub : Región y subregión donde el evento se produjo y fue principalmente observado. Los tsunamis aquí presentados están localizados en las regiones Océano Atlántico-Sur de 45ºN (llamada A2) y Mediterráneo Oeste (llamada M3) del catálogo europeo realizado en el proyecto europeo GITEC.

Descripción : Fenómeno observado más relevante, junto con las localidades relacionadas con el evento.

NNnn, EEee: Coordenadas geográficas de la causa sismogenética, en grados y minutos. D es la incertidumbre del último elemento de la cadena de coordenadas.

F : Fiabilidad del evento, de acuerdo con la escala modificada de Iida.

Grado
Descripción
0
Tsunami muy improbable
1
Tsunami improbable
2
Tsunami dudoso
3
Tsunami probable
4
Tsunami seguro

Causa: Código de la causa del evento (sólo se incluyen los códigos que aparecen en la parte de catálogo correspondiente a España&M3).

SISMO
  SS: sismo submarino (epicentro marino)
  SA: sismo-asociado (epicentro en tierra)
  SD: deslizamiento marino por sismo
VOLCÁN
  VO: erupción submarina (cono marino o isla)

Intensidad del tsunami.

Escala de Ambraseys-1962

I - Muy ligero

Ola tan débil que sólo es perceptible por mareógrafos.

II - Ligero

Ola advertida por personas que viven cerca de la playa y están familiarizadas con el mar. En general observado en playas muy planas.

III - Bastante fuerte

Advertido por todos. Inundación de costas con pendiente suave. Pequeños veleros arrastrados a la playa. Pequeños daños en estructuras ligeras situadas cerca de la costa. En los estuarios inversión de la corriente de los ríos cierta distancia aguas arriba.

IV - Fuerte

Inundación de la playa hasta cierta altura. Ligera erosión de terrenos de relleno. Daños en malecones y diques. Daños en estructuras ligeras próximas a la playa. Pequeños daños en estructuras sólidas de la costa. Grandes veleros y pequeños barcos arrastrados tierra o mar adentro. Detritos flotantes en las costas.

V - Muy fuerte

Inundación general de las playas hasta cierta altura. Daños en muelles y estructuras sólidas próximas a la playa. Destrucción de estructuras ligeras. Gran erosión de tierras cultivadas y objetos flotantes y animales marinos esparcidos por la costa. Exceptuando los barcos grandes, todos los demás tipos de embarcaciones son arrastrados tierra o mar adentro. Gran oleaje en los estuarios de los ríos. Daños en las construcciones portuarias. Personas ahogadas. Ola acompañada de un fuerte ruido.

VI - Desastroso

Destrucción completa o parcial de construcciones hasta una cierta distancia de la playa. Inundación de las costas hasta gran altura. Fuertes daños en  barcos grandes. Árboles arrancados o rotos. Muchas víctimas.

I, m, h :intensidad macrosísmica, magnitud y profundidad hipocentral (km), en caso de que la causa del tsunami fuera un terremoto.

Vei: Índice de explosividad volcánica. Los valores de esta escala varían entre 0 y 8, correspondiendo Vei=2 a un volcán explosivo moderado.

Run up: Máxima elevación de inundación observada (cm).

arriba

  Red Radio de Emergencia - R E M E R -

DGPCE